Mostrando las entradas con la etiqueta travel. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta travel. Mostrar todas las entradas

lunes, septiembre 03, 2018

Mallorca mucho mas que un destino de playas! Parte 2 : Por los caminos de las Sierras de la Tramontana


Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, asì de relativo es el tiempo. Mario Benedetti


Domingo muy temprano nuestra anfitriona Gabriela y su pareja Angel , nos invitaron a desayunar para comenzar un día rumbo a la montaña. Y cuando digo que Mallorca no es solamente sus playas paradisíacas, les puedo asegurar que no me equivoco. Todo lo que sucedería aquel día sería prueba plena de mi afirmación.
Apenas tomamos la ruta hacia la Sierra de la Tramontana nos acompañaron a los costados de las rutas prados de margaritas silvestres , pinos, cada tanto plantaciones de olivares, charcas y otra vez multicolores flores silvestres mientras las elevaciones cubiertas de verde comienzan a insinuarse.
No visitamos Valldemosa porque ya lo habíamos hecho en el viaje del 2015 que pueden leer en el siguiente link



Esta vez nuestro primer destino fue el Mirador de Sa Foradada en Deiá. Su imagen es captada por miles de cámaras cada día y ha sido inspiración para múltiples artistas plásticos. Es uno de los accidentes geográficos más conocidos y curiosos de la isla, con el peculiar agujero en la roca ("forat", "foradada", agujereada) que le da nombre. El origen es incierto pero en el año 1582 se produjo una famosa batalla en la que 150 corsarios norteafricanos fueron vencidos por sólo cincuenta cristianos a las órdenes de Mateu Sanglada. ¿Será el agujero fruto de algún cañonazo de otra época? Es una de las hipótesis.

Su gran sala museo está dedicada a su figura, donde se pueden encontrar: dibujos, libros y efectos personales suyos. Su objetivo principal es dar a conocer a todos los visitantes la labor realizada por este creador de la mejor obra escrita sobre las islas: el “Die Balearen”, su amor a la naturaleza y su compromiso de respetar la historia. En sus paredes cuelgan lienzos de Joaquín Mir, Antonio Ribas Oliver, Antonio Ribas Prats, Bauzá, Erwin Hubert, Pizá, etc. En sus vitrinas podemos encontrar antiguos collares y objetos fenicios así como cerámica griega y romana. Una Virgen de alabastro del siglo XIII, ánforas romanas, mobiliario antiguo mallorquín, estatuillas griegas y telas mallorquinas conforman la gran sala museo. La visita a la casa se completa con un recorrido por sus jardines, donde dejó su impronta el Archiduque: con su inmenso aljibe, el mirador “Des Galliner”, el templete jónico de mármol de Carrara con la imponente mole de la Foradada a sus pies, desde donde se contempla una de las mejores vistas de la Costa Norte mallorquina. De la casa de Son Marroig destaca su torre cuadrada que data del Siglo XVI, donde sus anchos muros nos relatan y recuerdan los tiempos de los piratas moros. Cuenta la leyenda, según nos relata el propio Archiduque, que fue precisamente de la torre de Son Marroig de donde fue raptada la ultima mujer de la zona por los piratas. Hoy día, en su interior se puede apreciar una cama señorial del Siglo XVII. Destaca a su vez la gran almazara o molino de aceite de donde se extraía tan preciado liquido de unos arboles milenarios

Lo cierto es que la escarpada geografía del litoral es un espectáculo en sí mismo. Era un día muy luminoso, el Mediterráneo lucia su mejor azul. En el horizonte sólo una alargada nube blanca no nos permitía divisar nítidamente las costas de Cataluña que esquiva se dejaba apenas entrever. Hay en el lugar un restaurante con mirador y también cerca una finca para visitar en Son Morroig que perteneció a un mismísimo archiduque. Imaginen lo increíble del lugar que se renta para bodas y cuesta cuatro mil euros pero no había lugar hasta 2019. Y estábamos a mediados de junio del 2018. Está catalogada como Bien de Interés Cultural en la categoría de Lugar Histórico. En el incomparable marco de las antiguas tierras del Archiduque Luis Salvador de Austria. Para visitarla se abona un ticket de cuatro euros. La casa museo fue creada en 1927 con el fin de preservar y divulgar la figura del 
archiduque.





Luego continuamos ruta hacia la siguiente parada que seria el poblado de Fortnalutx, considerado en 2017 el pueblo mas bonito de España, en el corazón del valle del Soller a los pies del Puig Mayor, el pico mas alto de la Sierra de la Tramuntana. Y el primero en tener este galardón. Las sierras proclamadas Patrimonio Mundial por la UNESCO en la categoría de paisajes naturales no es su único merito.


El entramado de calles pintorescas y casas de piedras te provoca una inmediata admiración. Sus empinadas calles con escalinatas lo hacen aùn mas especial. Las Santa Rita o boungaville como se la conoce en Europa estaban estalladas de color en el final de la primavera. 


En la Plaza Mayor el pequeño centro neuràlgico se encuentran algunos cafes y nos detuvimos a tomar algo en uno de ellos. Aún recuerdo el Campari con el que brindamos antes de dejar este pueblo que parece sacado de un cuento. El 1983 se le galardonó con la “Placa de Plata por el Fomento de Turismo de Mallorca por la Defensa y



Mantenimiento de la Villa" y de la Secretaría General de Turismo obtuvo ese mismo año el “II Premio Nacional de Pueblos Embellecidos y Mantenidos de España"; el 1995 se le dedicó el “Premi Alzina” (Premio Alcina) por la labor en favor de la Naturaleza, premio que anualmente concede el Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza en castellano). Con un cuidado patrimonial en las fachadas y espacios públicos donde la limpieza es impecable tiene también otros atractivos. Además de visitar el pueblo, conocer sus calles, sus restaurantes, comercios... Desde Fornalutx hay algunas rutas marcadas para aquellos amantes del senderismo. Sóller, Costa d`en Flassada, el Mirador de ses Barques, Costa d`en Nicó, el Port de Sóller, el Coll d`en Marquès, ses Moncades, Binibassi, Biniaraix o el Camí des Creuer son algunos de los puntos que se visitan en estas rutas. También aquel día domingo se podía ver muchos ciclistas pedaleando las empina
das cuestas de las sierras. 

Continuamos camino por las sierras con un espectáculo de colores entre prados, valles, camino de montaña y embalses en medio. Si, embalses de torrentes que bajan impetuosos de las sierras altas. Abastecen el agua de Palma de Mallorca y desde la ruta ofrecen una bella postal. Hay dos embalses, uno natural y otro artificial llamado Cùber, situado en las faldas del Puig Mayor y el Morro de Cùber. 



Se acercaba la hora del almuerzo y nuestros anfitriones nos invitaron a conocer un poco mas de la comida local. El lugar elegido se llama Coll de Sabataia rodeado de un paisaje poblado de flores y campiña. 
Un sitio local y no demasiado turístico esos que a nosotros nos gustan mucho. Allí no falto el pa am boli con su pan típico , los embutidos, los fritos, las olivas y los pimientos de Padrón que no dejaríamos de comer el resto de nuestro paso por España. Seguramente he olvidado algunos nombres pero con la imagen tendrán una idea. Todo acompañado por una cerveza que se ha impuesto en gran parte de Europa por su calidad que es la Estrella Galicia.



Luego del almuerzo mallorquino continuamos la ruta de las sierras, el clima era càlido y cada tanto atravesábamos nubes que cubrían y se desplazaban del cielo casi permanentemente.
os paisajes seguían siendo soñados, además de ciclistas que eran muchos por ser domingo había también bastantes motociclistas. Vimos muchas Honda Goldwing que nos encanta y no dejamos de tomarles fotos.

El siguiente pueblo fue Orient, en el municipio de Buñola, en la zona norte de la isla. En el punto mas elevado de la aldea que se encuentra a 450 snm se encuentra su iglesia de San Jordì. construida en el siglo XVIII en el lugar donde habìa un oratorio en el siglo XIII.Las estrechas calles empinadas donde la piedra es protagonista no albergan mucho mas de treinta casas que culminan en la elevada Iglesia de San Jordi .Caminamos a ver hasta donde llegaba el poblado y terminamos en el pequeño cementerio detrás de la iglesia. De camino una vieja escuela sin funcionar le da al lugar una apariencia aún mas de que el tiempo se detuvo allí alguna vez. Los detalles de aberturas de las casas acompañan esa percepciòn. 

Nos contaban que en pleno invierno suele nevar e imaginamos lo pintoresco que resultara este lugar con ese clima. El estar en altura hace que las vistas panorámicas de la región rural se vuelvan una postal. Extremadamente tranquilo, alejado de toda movida de turistas se encuentra entre las sierra de Alfabìa y el Puig de Alarò. Difícil de imaginar que poco mas de media hora lo distancia de la popular Palma. La edificación es uniforme en piedra de Mares y cal lo que le da un aire muy relajado. Este tipo de piedra es tìpica de las Baleares que se extrae en bloques de 40 x 40 x 80 cm y resulta ideal para construir muros. Hay dos tipos: una de origen calcàreo ( granos de arena y moluscos) y otra eoleanita ( de arena sedimentada) .
Los lugareños suelen llegar al poblado en invierno a descansar en alguna finca cercana o a degustar el lechon asado que con un gran fogòn se prepara en un restaurante.
Difícil creer que estebamos en Mallorca y aún hoy conserva mi memoria emocional esa serenidad atemporal que emanaba aquel pueblo sin otros caminantes esa tarde que nosotros cuatro.

Esos instantes en que vuelan los ángeles imperceptible pero están por allí.


El camino de regreso a Palma sobre el final de la tarde era igualmente bello. Para finalizar el paseo llegamos al Shopping Fashion Outlet que se encuentra en la Autopista , en el km 7, en Marraxti a unos diez minutos de la ciudad. Fuimos a tomar un café y porque no buscando una liquidación de Desigual donde me sumergí un rato.



El lugar tiene un estilo muy particular, amplio, al aire libre, lleno de espacios verdes y canteros floridos y unos árboles de flores color rubí fosforescente que no conozco su nombre pero me encantaron. Nuestra jornada de paseo de domingo llego a su fin y el agradecimiento a Ángel y a Gaby es infinito. Y cada vez que recordamos aquel día el tiempo vuelve a detenerse. Aquel camino por la Sierra de la Tramontana fue un verdadero parasol al que alguna vez,, no dudo, volveremos por mas....es que uno siempre tiene que dejar algo por ver cuando va a los sitios que ama, es la mejor excusa para volver y a nosotros suele darnos bastante resultado. Quedaban casi dos dias mas en la isla y realmente nos falta una vez mas mucho por conocer! tanto que deberemos regresar eternamente!





jueves, agosto 09, 2018

Mallorca; mucho mas que un destino de playas! Parte 1 Caminando por la ciudad

"Solo con una ardiente paciencia conquistaremos la esplendida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano" Pablo Neruda

En nuestra segunda visita a la isla mayor de las Baleares descubrimos un poco mas de su belleza interior. Todos tenemos la idea, y obviamente es asì, que es un destino ideal para disfrutar playas paradisíacas. Sin embargo hay otra isla que suele dejarse pasar. La de la ciudad y la de la montaña, la de los valles interiores y las montañas nevadas, la de los campos de flores y los antiguos olivos. Y mucho mas aún! Fue entonces  que salimos a empezar a conquistar la ciudad de Palma.
En nuestro primer día en la isla estábamos alojados en la casa de nuestra amiga Gabriela de Floristerìa Majorìs cerca del Mercado Gastronómico San Juan, por lo cual salimos caminando y tomamos un desayuno en un bar pequeño de los lugareños en Carrer d´ Antoni Marques y Carrer de Blanquerma. Al lado había un local de quesos, bacalaos y aceitunas muy antiguo llamado Tienda de Ultramarinos Colmado Jorge Sabater cuyas pizarras rezaban tener "la mejor sobrasada de la isla".

Nuestro desayuno fue café con leche con rebanadas de panes típicos de la región frotados con tomate. Algo exótico para nosotros pero realmente acorde al espíritu de la cocina mediterránea. Continuamos luego nuestra camino hasta la Plaza Espanya. En un momento nos detuvimos en La Mallorquina que lucía en sus escaparates unas ensaimadas de fotografía.
La Plaza Espanya es un lugar muy transitado porque allí se encuentra la Estación Intermodal que comunica las distintas líneas y oficia de transbordo. En la plaza confluyen muchas calles o vías y también otras plazas. Se encuentra el Parque de las Estaciones ( antigua estación de trenes convertida en un parque de cinco manzanas) y donde antiguamente estaban situadas las murallas está  la Plaza de la Porta Pintada.

 El nombre actual Plaza España fue puesto por la victoria franquista en la guerra civil sustituyendo el de Porta Pintada en honor a Santa Margarita y demolida en el siglo XX. En 1985 se le devolvió a una parte el nombre original. Mucha gente, muchas avenidas pero realmente cuidado.
No faltan las típicas filas de altas palmeras  y muchos maceteros floridos.
Seguimos por el Carrer dels Caputxins y un par de calles después nos topamos con la plaza y un mercado llamado Mercat de L´Olivar y decidimos entrar. Construido en 1951 es un luminoso y gran edificio de arquitectura mediterránea. En el 2003 se realizó una importante remodelación y reubicación : pescados , carnes  frutas y verduras en espacios propios interconectados que dan un aspecto homogéneo, colectivo y orgánico. Es un festival de colores y aromas frescos. En la foto ilustrativa verán el precio de un cuarto kilogramo de cerezas! Por otro lado se encuentran los puestos que sirven tapas, copas de vino o sidra y deliciosos mariscos. Un festín para los sentidos. El sitio oficial del mercado es http://www.mercatolivar.com/ para quienes gustan de mas detallada información.


Saliendo del mercado caminamos hacia el centro que era nuestro destino apenas a unos metros nos encontramos con la Iglesia de San Antonio Abad que se fundo en Palma en el año 1230 poco después de la conquista de la isla. Jaume I cedió los terrenos en aquel entonces para la construcción del monasterio y un hospital. Desde allí en adelante la iglesia fue reconstruida en varias oportunidades. Finalmente en 1768 fue levantada y consagrada la actual. Ademas de la fachada , San Antonio se encuentra en el interior de la iglesia en el altar mayor de la nave principal. La cúpula central amplia y luminosa ofrece amplitud y calidez al templo. Debajo de la misma las imágenes cuentan distintas historias de la vida de San Antonio. Realmente un bonito lugar de oración.

Seguimos caminando por la Carrer Ferrer hasta la Iglesia de San
Miguel, una de las mas antiguas de la ciudad . Se supone que la parroquia se encuentra situada donde había una mezquita durante la islamización de la isla.

Está dedicada al Santo Patron San Miguel de Fabra quien fuera padre confesor del Rey Jaume I, el Conquistador.



De la primitiva iglesia gótica solo se ha conservado la fachada con una imagen de San Miguel muy destacada y el campanario de capa cuadrada. La iglesia fue remodelada en el siglo XVII siguiendo el estilo barroco. El retablo mayor es obra de Francisco


Herrera, sobre el arco se encuentran las figuras de los tres arcángeles: San Miguel, San Gabriel y San Rafael con sus símbolos habituales ( armadura, flor, espada y pez)  que me llamaron la atención por su belleza. La iglesia estaba muy oscura y había música clásica religiosa y algunas personas rezando en las capillas lo que hizo que no sacara fotos para no molestar. Hay también un santuario con la Virgen de la Salud muy venerada por los mallorquinos.

Continuamos nuestro camino por Carrer de San Miguel una calle preciosa llena de vida comercial pero con una impronta medieval donde por supuesto me saqué la foto en la vidriera de la que es una de las marcas de ropa de mi preferencia en el mundo: Desigual (no me patrocina)


Luego continuamos hasta cruzarnos con la Plaza Mayor. Ocupa el espacio de un antiguo convento y algunas casas vecinas. Allí artistas callejeros : músicos, actores, pintores,puestos de artesanos, etc provocan un clima realmente alegre y divertido. Nos quedamos un rato. En el año 1823 esta plaza fue sede de la Inquisición. Es rectangular y el perímetro esta formado por pórticos sobre los que se levantan edificios de tres o cuatro pisos. Diez años pasaron desde que fuera derribada la sede y se viera alzado el primer ala en 1838, obras que se prolongaron hasta bien entrado el siglo XX con la construcción de un garage subterraneo de aparcamiento y locales comerciales.En el centro de la plaza se encuentra una estatua de bronce que rinde homenaje a los cuerpos de bomberos.






Saliendo por la Plaza del Marquez del Palmer nos cruzamos con dos edificios de principios del siglo XX construidos siguiendo la escuela arquitectónica del Modernimo Catalán : El Aguila de 1908  y Can Rey , ambos nos dejaron admirando su belleza por un buen rato.
 Cuentan con mucha cerámica policromada en la fachada de la famosa fábrica local de La Roqueta. 
Las barandas de hierro ondulado dan un gran dinamismo sumado a las forma vegetales y animales que caracterizaron al movimiento.



Nos perdimos entre callejuelas algunas con escaleras y muy
pintorescas hasta llegar a la Avenida Jaume III donde se produce el ensanche , es claramente una de la zonas mas exclusivas de Palma, lo demuestran sus homogéneos edificios con arcos porticados y fachadas elegantes. Las marcas comerciales mas importantes del mundo tienen sus locales allí. El estilo de la iluminación urbana combinado con las altas palmeras típicas hacen que uno quede absorto ante tal espectáculo arquitectónico. Todo cuidado e impecable.

No se muy bien porque me emocioné observando la edificación casi como si fuera un paisaje natural, tal vez la arquitectura logra cuando es armoniosa la misma sensación del buen arte.

De camino pasamos por la Plaza del Obelisco o mas popularmente conocida como la Plaza de las Cuatro Tortugas por su famosa fuente que conmemora la jura de la Princesa Isabel cuando fallece Fernando VII y en su centro tiene cuatro tortugas de bronce que sostienen al obelisco y fue construida en 1834.


Seguimos hasta cruzarnos con el Torrente de la Riera y en  puente de la Puerta de Santa Catalina. Desde allí  se ve la muralla medieval, y una zona ajardinada y hacia el otro lado la desembocadura del torrente sobre la bahía de Palma. La Plaza tiene datación muy antigua pero una remodelación reciente tras largo tiempo de abandono. En ella se encuentra el Museo Es Baluard ( el Museo de Arte Moderno de Mallorca) uno de los mas importantes de España en su género.
Ocupa un lugar privilegiado en el antiguo baluarte defensivo de Sant Peré, un edificio del siglo XVI. No entramos en esta oportunidad pero es muy recomendable ya que en el se pueden ver Miró, Picasso, Andy Warhol, entre otros.

Nos quedamos en el lugar tomando fotos porque es realmente mucha la belleza del lugar y el peso de la historia se siente claramente con el contraste de las construcciones modernas sólo hacia un lateral que empoderan mas aún los años transcurridos.





En un momento sucedió algo que nunca habíamos visto , un arco iris en el cielo sobre una pequeña nube. Sobre el cielo celeste por encima de una enorme palmera Logramos tomar una foto porque nos pareció un algo extraño. Luego buscando sobre el tema encontré que es un fenómeno meteorológico llamado nube iridiscente. Mas allá de eso fue la frutilla del postre de nuestra primera caminata por Palma en este viaje. 
Luego cruzamos la calle y frente a Es Baluard rentamos la moto con la que nos moveríamos los siguientes días a las playas como describo en nuestra crónica anterior. Apenas arrancamos para la zona de Cavía nos cruzamos con una fila de antiguos molinos harineros de viento en plena ciudad. Es un conjunto histórico del barrio de Jonquet. 
Y en el próximo continuaré demostrando cuanto mas tiene que ofrecer que playas paradisíacas esta fantástica isla en medio del Mediterráneo.


Les dejo aquí un minivideo del día que describimos en el posteo.