lunes, noviembre 26, 2018

Bajo el sol de la Toscana: viñas, bodegas y amor



"El vino siembra alegría en los corazones" Dante Alighieri

Partimos en el auto desde Roma hasta Lago Trasimeno, un lugar que aún no se ha vuelto muy popular para los turistas aunque si para los italianos que disfrutan de esa zona de la Toscana no masificada. El lago es muy grande, está alojado en la región de Umbría. Tiene 18  km de largo por 15 km de ancho y está a solo 16 km de Perugia.
Nosotros elegimos un lugar para alojarnos en Panicarola, muy cercano a Castiglione al Lago que es la localidad a la que corresponde el lago.
El lugar es famoso por haber sido el escenario de la victoria de Anibal en el 217 a.C. fue la Batalla de Trasimeno al Consul Cayo Flaminio Napote.
Y allí estábamos nosotros, era el cumple de Wally y bordeabamos el histórico lago en camino al agriturismo Cantina Morami donde nos esperaban nuestro hijo Juan Manuel con Sabri y los nietos. Cantina es bodega en italiano y los siguientes días serían para recorrer la zona de viñedos que rodea al lago y disfrutar de los paisajes y aromas del primer día del verano italiano.
Cuando llegamos al lugar realmente supero nuestras expectativas. Eran apartamentos con un gusto exquisito y una funcionalidad sin igual . El entorno en medio de las viñas y las verdes arboledas ofrecen una posibilidad de relax ideal. Por otro lado la arquitectura guarda relación con lo medieval pero sin estridencias y con detalles muy personales.

Disfrutamos con los chicos en la pileta y luego nos fuimos a la casona donde nos hicieron una degustación gratuita de los vinos que producen y fue realmente interesante porque tomamos contacto y nos aproximamos al conocimiento de los vinos de la región.
Además contábamos con Sabrina una especialista , graduada en Ciencia y Tecnología de Alimentos en la UBA quien se especializa en vinos y cervezas por lo cual estábamos encantados de aprender , degustar y disfrutar . Ella eligió el lugar como punto de encuentro y realmente no pudo ser mas increíble!
Para el atardecer fuimos hasta Castiglione al Lago y el bellisimo pueblo medieval considerado uno de los mas bonitos de Italia nos regaló un atardecer memorable.

Se erige sobre una columna junto a la ribera oeste del lago Trasimeno.

El nombre de Castiglione del Lago deriva de Castellum Leonis (castillo del león). La población se encuentra situada junto a la que fue antiguamente una importante vía de comunicación entre diversas poblaciones de la Toscana y Perugia. Su posición clave hizo que a lo largo de la historia fuese conquistada en diversas ocasiones. La fortificación que le da nombre hubo de ser reconstruida varias veces.

Fundada por los romanos, surge sobre una colina que en tiempos antiguos constituía la cuarta isla del lago Trasimeno, aunque el brazo de agua que la separaba de tierra firme acabó por rellenarse. En la estructura urbanística de la ciudad antigua, que se ha mantenido muy bien conservada -la ciudad moderna se ha desarrollado a cierta distancia del centro histórico-, puede reconocerse su origen romano.
Castiglione del Lago forma parte del movimiento Cittàslow
Allí desde las murallas vimos caer el sol sobre el inmenso paisaje toscano y al encenderse las primeras luces del poblado realmente entramos en viaje en el tiempo. Recorrimos sus calles y su pequeña plaza en busca de donde cenar y seguir festejando el cumple. No decidimos por una trattoria de pastas caseras y nos sentamos en las mesas de la vereda. Se llama Scuola Elementare della Pasta y no nos defraudó. Recuerdo que me sorprendió la grifería del baño y le tomé una foto. 
El antipasti fue carpaccio, bruschetas y crostines memorables, luego el primo piatto fueron pastas y con un tiramisú exquisito Wally sopló la velita con la ayuda de los mas pequeños. 


Un rato después nos perdimos en las calles medievales buscando donde tomar un buen café italiano y algun gelatto, no faltó el Mistrá que acaparé yo....era como que la copa no duraba mas que unos segundos. Elegimos el Caffe Latino que tiene una hermosa terraza al lago aunque por la hora nos atendieron en la parte de adelante ya que ese sector no funciona hasta muy tarde. Igualmente salimos satisfechos.

Miramos un rato el lago desde el privilegiado lugar que tiene el poblado  a modo de castillo y felices nos fuimos a dormir. Al otro día nos esperaban largas horas de recorrida entre los viñedos y las suaves ondulaciones en un nuevo road trip , nos esperaba la vida para festejarla, agradecer y brindar con ella en busca del mejor vino toscano. Además jugaría Argentina en el mundial de Rusia y estábamos muy ansiosos!


Temprano al día siguiente salimos a la ruta que fue un espectáculo en si misma. Suaves ondulaciones con altos cipreses verdes oscuros delimitando sembrados de viñas. El paisaje era un cuadro bucólico toscano y perfecto.
La primera parada fue Montalcino, como es habitual en Toscana, Montalcino creció en una colina, fortificando con sus muros la ciudad. Su aspecto y trazado medieval tiene en la Fortezza (también conocida como la Rocca) su máximo exponente. Este bastión fue el último reducto de la República de Siena, cuya ciudad ya cayó en el 1555, provocando una huida hacia Montalcino de 650 familias que resistieron hasta 1559. 
Montalcino, célebre por sus vinos hasta el siglo XV, lo fue más cuando en 1888 Ferruccio Bondi Santi se empeña en lograr un vino excelso.. Hoy en día es el Consorzio del vino Brunello de Montalcino quién tutela la producción. A partir de cosechas que pasan al menos cinco años en barriles de roble, se generan Brunellos de excelente calidad. Si permanecen menos de este periodo son conocidos como Rosso di Montalcino. Recorrimos sus callejuelas en busca de un lugar donde almorzar. Elegimos la Ostería di Porta al Cassero y no nos defraudó. Nuevamente el antipasti de crostines y bruschetas, luego la pasta y la carne todo acompañado por un Brunello como era imprescindible . Realmente comimos como si estuviéramos dentro de una película italiana. 
La decoración del lugar era sencilla pero cálida, debajo de la silla  de Juan Manuel había un agujero enorme de cristal que dejaba ver un sótano profundo y con algunos barriles de roble. 



Brindamos felices y luego paseamos un poco por la fortaleza y las callecitas de bodegas y tiendas bonitas. Y de paso realizamos algunas degustaciones en los distintos locales. En la mayoría no
tienen costo porque saben que uno termina comprando alguna botella! Y arrancamos con muchas ganas hacia nuestro siguiente destino. Nuevamente los caminos de la toscana nos dejaron maravillados por los paisajes sin igual de esos valles. 




La segunda  parada fue en Montpulciano en la provincia de Siena, encaramada sobre una montaña y tierra del afamado vino nóbile. Su ubicación estratégica entre dos valles :Valle de Ciana  y Valle de Orcia. Al llegar con auto es necesario dejarlo en algunos de los parking antes de llegar a la entrada del pueblo. En el se filmó una de las películas Crepúsculo, mas precisamente en el film Luna  Nueva en la que sus personajes corren desenfrenadamente por el centro histórico. Una vez aparcado caminamos en subida y entramos por una de las grandes puertas. Nos dejamos llevar por la intuición y entre antiguas casas rodeadas macetas con flores y el sol del mediodía .Protegida por los imponentes muros, Montepulciano se articula a partir de un gran Corso con tres segmentos (via  di Gracciano, Voltaia e dell’Opio) que lo recorre de un extremo a otro con callejuelas que se abren a cada lado como ramas de un árbol. Atravesando Porta al Prato se entra en esta vía, iniciando el camino hasta la cima. Había muy poca gente, casi nadie y enseguida llegamos a la Piazza Grande. 


La plaza es el punto más alto de la ciudad, con un conjunto monumental que incluye la catedral y el Palazzo Comunale con su fachada gótica coronada por la gran torre.Los bellos palacios y las suntuosas residencias que a cada paso captan nuestra mirada son testimonio del pasado histórico de los siglos XIV y XV . El Palazzo Comunale recuerda en estilo al Palazzo Vecchio de Florencia, y es obra de Michelozzo (1.440), con elementos renacentistas y tardogóticos, finalizado con una estructura almenada que si bien es decorativa parece  defensiva.
Allí una vez que recorrimos el núcleo histórico visitamos la bodega mas famosa
y antigua. Data de la época medieval en una finca del siglo XIII y ya se dedicaban a producir vino para los nobles, de ahí el nombre de su cepa Nobile. La Bodega Contucci, Se puede visitar libremente y es realmente asombrosa la  recorrida por un laberinto de cavas, toneles de roble y objetos antiguos. Al final, un wine shop donde se puede degustar alguno de sus vinos y el personal mas que amable y predispuesto a contar su larga historia.

La finca abarca 170 hectáreas, 21 de las cuales están plantadas con viñas y 15 de ellas están registradas en el Registro de los Nobles, mientras que las otras se utilizan para la producción de Rosso di Montepulciano, Bianco della Contessa, Il Sansovino y Vin Santo. . Los viñedos de la Compañía Contucci están ubicados en una de las mejores áreas de producción, la altitud varía entre 280 y 450 metros.
La tierra es principalmente de origen plioceno, con arcilla y arena.
Las vides, que consisten solo en vides originales (Prugnolo Gentile, Canaiolo nero, Mammolo, Colorino, Trebbiano Toscano, Malvasìa del Chianti y Grechetto), se crían con cordones estimulados y tienen una densidad de aproximadamente 3300/4000 plantas por hectárea, con un rendimiento limitado. (menos de 55 q / ha) que permiten obtener uvas de excelente calidad. Las intervenciones agronómicas siempre se basan en el máximo respeto por el medio ambiente. 
Luego salimos a caminar por las calles en busca de una gelatteria y como todo helado italiano fue memorable. 

Era tiempo de volver porque jugaba Argentina vs Croacia en el Mundial de Rusia 2018 y francamente por mucho entusiasmo que le pusimos no vale la pena recordar el mundial y mucho menos ese partido. Fue una jornada tan fantástica que eso quedó como un dato menor y también como una curiosidad estar viendo en familia el partido a tantos miles de kilómetros de distancia de casa. 
Nuestros días en la Toscana no los olvidaremos jamás. Pasaron muy rápido como todo aquello que se vive intensamente. Pero si algo tiene la vida es que la felicidad se atesora eternamente, al igual que el amor. Sólo puedo expresar un agradecimiento infinito por los momentos vividos y estaremos esperando que se repitan. La formula Italia mas familia mas road trip es sencillamente perfecta y en eso ganamos por goleada. 








viernes, octubre 19, 2018

La tercera vez en Roma



"Déjame volver con el recuerdo de aquellas esperanzas del día que partí"
Homero Expósito


Y nuevamente nos fuimos de Mallorca con sabor a poco pero yo soy de las que cree fervientemente que no hay dos sin tres....
Por la noche tomamos un avión a Roma para nuestro siguiente destino que sería una ruta de la toscana italiana en formato road trip que continuaría por el norte hasta los limites con la riviera francesa.
Llegar a Roma esta tercera vez era simbólico. Ademas de probar fácticamente mi teoría de las dos sin tres también comprobaría la validez de la moneda en la mítica Fontana di Trevi. Pero lo que mas sucedería es nuevamente validar nuestro amor incondicional a la ciudad eterna.
Así fue que llegamos a Fiumiccino pasada la medianoche y formalmente comenzó el día de cumpleaños de Wally que como saben nuestros lectores viene sucediendo en distintos lugares del planeta.
Nos alojamos en el Hotel Torino a pocos metros de la estación de Termini donde al ida siguiente
recogeríamos el auto de Avis Rent a Car para arrancar el viaje a las 9 de la mañana.
El hotel fue una buena opción por la ubicación y por el excelente desayuno en su terraza con vistas a la ciudad.
Habíamos hecho un pacto, dado que no teníamos mas que esas horas para disfrutar la ciudad ya que en Lago Trasimeno en la Perugia nos esperaban nuestro hijo y su familia para disfrutar con ellos y el cumple entre viñedos y pueblos medievales.
Cada uno elegía un lugar de Roma, nos levantábamos bien temprano, desayunábamos y luego de siete a nueve visitábamos dos lugares de la ciudad: Wally eligió la Fontana de Trevi y yo la Piazza Spagna.
Así fue que muy temprano en una cálida mañana de verano caminamos por la ciudad en busca de los dos destinos.
Porque elegí Piazza España? Tiene para mi gusto una panorámica de la ciudad desde la emplanada de la iglesia de Trinidad dei Monti  que me fascina, porque el bar donde se filmo una escena de A Roma con amor la película de Woody Allen es mi preferido y porque cuando bajo las escalinatas siento que estoy en el paraíso: al pisar el último me recibe la Barcaccia , esa escultura de Bernini deslumbrante donde suelo mojarme y sentirme un poco romana ( de lo mucho que lo somos todos los occidentales)
Luego recorrimos la esclusiva Via Condotti y nos desviamos hasta el centro histórico. Unos metros antes mientras caminábamos por esa angosta callecita por donde se arriba a la monumental fuente venía filmando con el celular
cuando de pronto veo a través de la pantalla un arma larga y delante mío y un policía que me gritaba como loco. Inmediatamente le di mis excusas y baje el celular molesta. Una especie de carro de guerra con un montón de soldados o lo que fuera justo antes de entrar a la calle de la fontana. Me impresiono y me repetí a mi misma lo hacen para la seguridad de todos y aún hoy siento que es terrible vivir en un mundo donde para no ser acuchillado por un fundamentalista haya que sentirse vigilado por gente armada hasta los dientes. Mas allá de ello , en esta oportunidad cuando apareció la bella y mítica fuente me olvidé de esas cuestiones y entre la multitud nos acercamos a tirar la moneda. También por el tema de seguridad ya no se puede llegar hasta su pequeña escalinata por lo cual tirar la moneda requiere también de destreza y fuerza pero lo logramos y nos reímos mucho mientras tratábamos de hacerlo y al mismo tiempo filmarlo mientras rodeados de una cantidad de gente que jamas habíamos visto. En ocasiones anteriores fuimos a Roma los primeros días de junio y realmente nunca vimos tanta gente como aquella mañana donde estaba por comenzar el verano en el hemisferio norte.

Como estaba previsto a las diez de la mañana estábamos por retirar el auto y con alguna demora logramos salir de la ciudad para emprender ruta hacia la Perugia.
Información sobre Roma encontraran en nuestros posteos de la visita en 2012 y 2015 que dejaré al final de este post.
Saben nuestros lectores que amamos Roma por sobre todos los lugares del mundo que hemos visitado. El motivo como el de todos los amores intensos tiene poca explicación racional. Roma tiene méritos en abundancia para que ello ocurra pero hay muchas personas que no les ha gustado. Es caótica, llena de turistas, con un tránsito infernal y gente apurada que va y viene. Pero también es el sonido de su energía vital que sintoniza perfecta con nosotros. Es arte, historia, arquitectura y una gastronomía que desde la cocina mediterránea se ha vuelto universal. Su iluminación por las noches es perfecta y yo cierro los ojos y a la hora de pensar en el mundo me pregunto ¿Cuando volveremos a la ciudad eterna? ¿Nos espera otra primavera allí alguna vez? y si pienso que no se me embarga el corazón y amagan las lágrimas , en cambio, si logro imaginarnos aterrizando en Fiumicciono vuelva la alegría y la vida tiene mas sentido en ese instante. Solo resta decirles que nos sentimos profundamente agradecidos de conocer tantos lugares y la moneda en la fuente no falla....como nunca falla amar incondicionalmente.



Roma 2012
Diario de Viaje: Primer día en Roma
Roma al Cuadrado: Roma Imperial
Diario de Viaje; Vaticano
Prosciutto esa palabra inolvidable!

Roma 2015
Roma ; Y comienza el sueño de Volver
A Roma con Amor
Las callecitas de Roma tienen ese que se yo...viste?
Un largo y apasionado día en Roma
La cúpula de San Pedro y la odisea de subir
Panorámicas desde la cúpula de San Pedro
Necrópolis Vaticana; arqueología , historia y religión
Los Miradores de Roma: El Gianícolo
Iglesias de Roma Letran
Iglesias de Roma: San Pietro in Vincoli y el Moises de Miguel Angel 
Arrivederci Roma! 





lunes, septiembre 03, 2018

Mallorca mucho mas que un destino de playas! Parte 2 : Por los caminos de las Sierras de la Tramontana


Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, asì de relativo es el tiempo. Mario Benedetti


Domingo muy temprano nuestra anfitriona Gabriela y su pareja Angel , nos invitaron a desayunar para comenzar un día rumbo a la montaña. Y cuando digo que Mallorca no es solamente sus playas paradisíacas, les puedo asegurar que no me equivoco. Todo lo que sucedería aquel día sería prueba plena de mi afirmación.
Apenas tomamos la ruta hacia la Sierra de la Tramontana nos acompañaron a los costados de las rutas prados de margaritas silvestres , pinos, cada tanto plantaciones de olivares, charcas y otra vez multicolores flores silvestres mientras las elevaciones cubiertas de verde comienzan a insinuarse.
No visitamos Valldemosa porque ya lo habíamos hecho en el viaje del 2015 que pueden leer en el siguiente link



Esta vez nuestro primer destino fue el Mirador de Sa Foradada en Deiá. Su imagen es captada por miles de cámaras cada día y ha sido inspiración para múltiples artistas plásticos. Es uno de los accidentes geográficos más conocidos y curiosos de la isla, con el peculiar agujero en la roca ("forat", "foradada", agujereada) que le da nombre. El origen es incierto pero en el año 1582 se produjo una famosa batalla en la que 150 corsarios norteafricanos fueron vencidos por sólo cincuenta cristianos a las órdenes de Mateu Sanglada. ¿Será el agujero fruto de algún cañonazo de otra época? Es una de las hipótesis.

Su gran sala museo está dedicada a su figura, donde se pueden encontrar: dibujos, libros y efectos personales suyos. Su objetivo principal es dar a conocer a todos los visitantes la labor realizada por este creador de la mejor obra escrita sobre las islas: el “Die Balearen”, su amor a la naturaleza y su compromiso de respetar la historia. En sus paredes cuelgan lienzos de Joaquín Mir, Antonio Ribas Oliver, Antonio Ribas Prats, Bauzá, Erwin Hubert, Pizá, etc. En sus vitrinas podemos encontrar antiguos collares y objetos fenicios así como cerámica griega y romana. Una Virgen de alabastro del siglo XIII, ánforas romanas, mobiliario antiguo mallorquín, estatuillas griegas y telas mallorquinas conforman la gran sala museo. La visita a la casa se completa con un recorrido por sus jardines, donde dejó su impronta el Archiduque: con su inmenso aljibe, el mirador “Des Galliner”, el templete jónico de mármol de Carrara con la imponente mole de la Foradada a sus pies, desde donde se contempla una de las mejores vistas de la Costa Norte mallorquina. De la casa de Son Marroig destaca su torre cuadrada que data del Siglo XVI, donde sus anchos muros nos relatan y recuerdan los tiempos de los piratas moros. Cuenta la leyenda, según nos relata el propio Archiduque, que fue precisamente de la torre de Son Marroig de donde fue raptada la ultima mujer de la zona por los piratas. Hoy día, en su interior se puede apreciar una cama señorial del Siglo XVII. Destaca a su vez la gran almazara o molino de aceite de donde se extraía tan preciado liquido de unos arboles milenarios

Lo cierto es que la escarpada geografía del litoral es un espectáculo en sí mismo. Era un día muy luminoso, el Mediterráneo lucia su mejor azul. En el horizonte sólo una alargada nube blanca no nos permitía divisar nítidamente las costas de Cataluña que esquiva se dejaba apenas entrever. Hay en el lugar un restaurante con mirador y también cerca una finca para visitar en Son Morroig que perteneció a un mismísimo archiduque. Imaginen lo increíble del lugar que se renta para bodas y cuesta cuatro mil euros pero no había lugar hasta 2019. Y estábamos a mediados de junio del 2018. Está catalogada como Bien de Interés Cultural en la categoría de Lugar Histórico. En el incomparable marco de las antiguas tierras del Archiduque Luis Salvador de Austria. Para visitarla se abona un ticket de cuatro euros. La casa museo fue creada en 1927 con el fin de preservar y divulgar la figura del 
archiduque.





Luego continuamos ruta hacia la siguiente parada que seria el poblado de Fortnalutx, considerado en 2017 el pueblo mas bonito de España, en el corazón del valle del Soller a los pies del Puig Mayor, el pico mas alto de la Sierra de la Tramuntana. Y el primero en tener este galardón. Las sierras proclamadas Patrimonio Mundial por la UNESCO en la categoría de paisajes naturales no es su único merito.


El entramado de calles pintorescas y casas de piedras te provoca una inmediata admiración. Sus empinadas calles con escalinatas lo hacen aùn mas especial. Las Santa Rita o boungaville como se la conoce en Europa estaban estalladas de color en el final de la primavera. 


En la Plaza Mayor el pequeño centro neuràlgico se encuentran algunos cafes y nos detuvimos a tomar algo en uno de ellos. Aún recuerdo el Campari con el que brindamos antes de dejar este pueblo que parece sacado de un cuento. El 1983 se le galardonó con la “Placa de Plata por el Fomento de Turismo de Mallorca por la Defensa y



Mantenimiento de la Villa" y de la Secretaría General de Turismo obtuvo ese mismo año el “II Premio Nacional de Pueblos Embellecidos y Mantenidos de España"; el 1995 se le dedicó el “Premi Alzina” (Premio Alcina) por la labor en favor de la Naturaleza, premio que anualmente concede el Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza en castellano). Con un cuidado patrimonial en las fachadas y espacios públicos donde la limpieza es impecable tiene también otros atractivos. Además de visitar el pueblo, conocer sus calles, sus restaurantes, comercios... Desde Fornalutx hay algunas rutas marcadas para aquellos amantes del senderismo. Sóller, Costa d`en Flassada, el Mirador de ses Barques, Costa d`en Nicó, el Port de Sóller, el Coll d`en Marquès, ses Moncades, Binibassi, Biniaraix o el Camí des Creuer son algunos de los puntos que se visitan en estas rutas. También aquel día domingo se podía ver muchos ciclistas pedaleando las empina
das cuestas de las sierras. 

Continuamos camino por las sierras con un espectáculo de colores entre prados, valles, camino de montaña y embalses en medio. Si, embalses de torrentes que bajan impetuosos de las sierras altas. Abastecen el agua de Palma de Mallorca y desde la ruta ofrecen una bella postal. Hay dos embalses, uno natural y otro artificial llamado Cùber, situado en las faldas del Puig Mayor y el Morro de Cùber. 



Se acercaba la hora del almuerzo y nuestros anfitriones nos invitaron a conocer un poco mas de la comida local. El lugar elegido se llama Coll de Sabataia rodeado de un paisaje poblado de flores y campiña. 
Un sitio local y no demasiado turístico esos que a nosotros nos gustan mucho. Allí no falto el pa am boli con su pan típico , los embutidos, los fritos, las olivas y los pimientos de Padrón que no dejaríamos de comer el resto de nuestro paso por España. Seguramente he olvidado algunos nombres pero con la imagen tendrán una idea. Todo acompañado por una cerveza que se ha impuesto en gran parte de Europa por su calidad que es la Estrella Galicia.



Luego del almuerzo mallorquino continuamos la ruta de las sierras, el clima era càlido y cada tanto atravesábamos nubes que cubrían y se desplazaban del cielo casi permanentemente.
os paisajes seguían siendo soñados, además de ciclistas que eran muchos por ser domingo había también bastantes motociclistas. Vimos muchas Honda Goldwing que nos encanta y no dejamos de tomarles fotos.

El siguiente pueblo fue Orient, en el municipio de Buñola, en la zona norte de la isla. En el punto mas elevado de la aldea que se encuentra a 450 snm se encuentra su iglesia de San Jordì. construida en el siglo XVIII en el lugar donde habìa un oratorio en el siglo XIII.Las estrechas calles empinadas donde la piedra es protagonista no albergan mucho mas de treinta casas que culminan en la elevada Iglesia de San Jordi .Caminamos a ver hasta donde llegaba el poblado y terminamos en el pequeño cementerio detrás de la iglesia. De camino una vieja escuela sin funcionar le da al lugar una apariencia aún mas de que el tiempo se detuvo allí alguna vez. Los detalles de aberturas de las casas acompañan esa percepciòn. 

Nos contaban que en pleno invierno suele nevar e imaginamos lo pintoresco que resultara este lugar con ese clima. El estar en altura hace que las vistas panorámicas de la región rural se vuelvan una postal. Extremadamente tranquilo, alejado de toda movida de turistas se encuentra entre las sierra de Alfabìa y el Puig de Alarò. Difícil de imaginar que poco mas de media hora lo distancia de la popular Palma. La edificación es uniforme en piedra de Mares y cal lo que le da un aire muy relajado. Este tipo de piedra es tìpica de las Baleares que se extrae en bloques de 40 x 40 x 80 cm y resulta ideal para construir muros. Hay dos tipos: una de origen calcàreo ( granos de arena y moluscos) y otra eoleanita ( de arena sedimentada) .
Los lugareños suelen llegar al poblado en invierno a descansar en alguna finca cercana o a degustar el lechon asado que con un gran fogòn se prepara en un restaurante.
Difícil creer que estebamos en Mallorca y aún hoy conserva mi memoria emocional esa serenidad atemporal que emanaba aquel pueblo sin otros caminantes esa tarde que nosotros cuatro.

Esos instantes en que vuelan los ángeles imperceptible pero están por allí.


El camino de regreso a Palma sobre el final de la tarde era igualmente bello. Para finalizar el paseo llegamos al Shopping Fashion Outlet que se encuentra en la Autopista , en el km 7, en Marraxti a unos diez minutos de la ciudad. Fuimos a tomar un café y porque no buscando una liquidación de Desigual donde me sumergí un rato.



El lugar tiene un estilo muy particular, amplio, al aire libre, lleno de espacios verdes y canteros floridos y unos árboles de flores color rubí fosforescente que no conozco su nombre pero me encantaron. Nuestra jornada de paseo de domingo llego a su fin y el agradecimiento a Ángel y a Gaby es infinito. Y cada vez que recordamos aquel día el tiempo vuelve a detenerse. Aquel camino por la Sierra de la Tramontana fue un verdadero parasol al que alguna vez,, no dudo, volveremos por mas....es que uno siempre tiene que dejar algo por ver cuando va a los sitios que ama, es la mejor excusa para volver y a nosotros suele darnos bastante resultado. Quedaban casi dos dias mas en la isla y realmente nos falta una vez mas mucho por conocer! tanto que deberemos regresar eternamente!