jueves, marzo 22, 2018

Una semana en Paris (Parte 1) : La chica del paraguas amarillo


París es una fiesta a dicho Hemingway (y título de una de sus novelas) , y detrás de aquella afirmación parece imposible emprender una empresa que la describa en tan pocas líneas.

Sin embargo, la historia que yo quiero contar transcurre en otra época, lo suficientemente lejana de aquella para permitirme otra mirada. Pero lo suficientemente cerca de la actual como para sentir nostalgia de aquellos siete días.

No me gustan los paraguas, y no tengo ningún motivo lógico, ni argumento alguno para justificarlo. Y si además los paraguas son negros comienzo a sentir una especie de fobia, que se agudiza si por esas casualidades alguna de los rayos que lo conforman se encuentran vencidos o rotos en clara señal de haberse dado vuelta en medio de una tormenta.

Pero cuando preparé el equipaje me pareció que era imposible visitar París sin un paraguas.

A decir verdad, unos tres años antes, habíamos pasado por la ciudad en una especie de maratón de tres días y como era previsible nos agarró un aguacero en la cima de Montmartre mientras caminábamos entre sus callejuelas llenas de tiendas de souvenirs y aterieres.  En aquella oportunidad a Wally se le ocurrió comprar un paraguas que llevaba tres enormes letras X en rojo. Aún recuerdo cuando lo vi y  estallé riendo, es que a Wally no le gusta que lo moje el agua de lluvia. Contrariamente para mí siempre es una bendición. No exactamente siempre, en realidad siempre que no hace frío. Aquella noche la temperatura rondaría los diecisiete grados y yo tenía una campera tipo rompevientos, y la llovizna era tan finita que parecía resbalarse sobre mi cuerpo y caer en el antiguo empedrado.

Si gustan leer esas crónicas les dejo el vínculo AQUI . Nada se repetirá entre un viaje y el otro en cuanto a información y lugares. Ocurre que volvimos a visitar tantas cosas que nos quedaron en el tintero ya que tres días apenas alcanza para una visita a las principales atracciones. Y una semana tampoco alcanzó si lo miramos desde nuestra experiencia ya que no hay tiempo que alcance cuando se trata de visitar esta ciudad , tal vez , la mas bella del mundo.

Pero volviendo al momento en que decidí llevar un paraguas en nuestra segunda visita París, diré que no podía ser cualquier paraguas, busqué uno de un tamaño adecuado, no tan grande y de color amarillo. Amarillo liso. No fue fácil encontrarlo pero finalmente pude colocarlo dentro de la valija sin estrenar.

Se preguntarán por que la elección de tal color. En principio les diré que no tiene que ver con mi color preferido. Habitualmente no es un color que elija para vestirme. Sin embargo, después de nueve temporadas de la serie americana "How I Meet Your Mother" sentí que mi mejor homenaje a la misma sería llevando un paraguas amarillo de viaje.


Paris nos recibió un dos de julio en medio de una ola de calor cuyas altas temperaturas rompiendo récord de varias décadas. El cielo estaba siempre azul, no recuerdo haber visto ni una nube por lo cual durante los primeros seis días el paraguas estuvo en la valija sin estrenar.

Vista desde el Arco del Triunfo 


El sexto día amaneció caluroso aunque nublado por lo cual yo desenfundé mi paraguas amarillo para hacer una foto en el pequeño balcón francés donde cada noche celebrábamos una fiesta íntima que involucraba todos los sentidos. Ese día tomamos un tren con destino a Giverny para visitar los jardines y la casa del pintor impresionista Monet. A poco más de una hora de la ciudad cuando llegamos cayó un aguacero tímido pero que me permitió tomarme algunas fotografías en medio del inmenso vergel que inspirara otrora a la paleta del pintor.


En ese instante supe, que cada minuto vivido en París aquellos días me convertirían para siempre en la chica del paraguas amarillo.

De eso se tratarán estas páginas, las crónicas de nuestra semana en la ciudad.  Y cada segundo será narrado por aquella chica que caminaba despreocupada por los barrios parisinos buscando escenas de películas o de libros memorables. La chica del paraguas amarillo, se las presentó y los dejó para que disfruten de sus recuerdos.

miércoles, marzo 14, 2018

Columna de Radio: Paris de Woody Allen

El sábado 10 de marzo comencé la columna de "Cultura Viajera" en el programa Linea de Noticias que se emite por AM 1220 y on line a traves del sitio Ecomedios cuyo link podrán acceder en la imágen.
Ecomedios
Estrenamos la columna hablando de la relación entre los viajes y los films. Como sabrán mis lectores tanto la literatura, la historia, las artes en general nos movilizan a elegir las hojas de ruta. 

El tema central fue la influencia del cine en los viajes. Y la película elegida fue Medianoche en Paris. 

Para nosotros en nuestra segunda visita a la ciudad fue un imán. Fundamentalmente la escena en la que cada medianoche el protagonista espera el antiguo vehículo que lo llevará a otras épocas así como las postales del inicio del film con una música que ya se convirtió en emblema de la ciudad luz. 

Aquella semana en París fuimos muy felices. Especialmente cuando recorrimos cada rincón de la ciudad sin apuro como si fuera nuestra, como si viviéramos allí. 
Pero debo destacar que llevé a Wally de sorpresa a aquel lugar. Las escaleras donde el protagonista espera cada medianoche corresponden a la iglesia Saint Etienne du Mont que se encuentra en Place Sainte-Geneviève. 

Al llegar al lugar no podía dejar de asombrarse porque está sin no hay un auto moderno la postal puede ser igual que hace un siglo atrás. 
El cine suele ser uno de los disparadores mas efectivos para muchos viajeros a la hora de elegir sus destinos. 
La visión de Woody Allen de las ciudades sobre las que ha filmado es de una belleza tan particular que agrega un plus a los que es bello por si mismo. 
Ha ocurrido claramente con Mahattan y esa mirada por primera vez a ciertos lugares que hoy son iconos de la fotografía de la ciudad de Nueva York, igualmente podemos decir de Barcelona, Londres o Roma. 
Sin embargo Midnight in Paris , ganadora del Oscar al mejor guión original, se destaca entre todas tal vez como una obra maestra de nuestros tiempos. 
Si vieron la peli y van a Paris sabrán de que hablo. Sino la vieron.....corran a verla. Si no viajaron a Paris no dejen de soñar con llegar una tarde al margen del apacible Sena....porque no se olviden que hay que tener cuidado con lo que se sueña porque puede cumplirse. 
Los espero en mi próxima columna que estará sabado por medio a las 13 hs por Ecoradio AM 1220. 




 Para quienes gusten escuchar y ver  el programa del 10/03/2018 les dejo el video aquí 





 Y aquí el trailer de la película 




miércoles, febrero 28, 2018

De Las Vegas al Gran Cañon del Colorado

"Dos días en la vida
nunca vienen nada mal
de alguna forma de eso se trata vivir
.......................................................
Debo decir, debo decir
las cosas se pusieron mas difíciles
y sabes que si
si lo soñé o lo viví
las chicas conmigo son Thelma y Louise."
Fito Paez

Desde Las Vegas al Gran Cañon del Colorado

Temprano en una clara mañana de domingo salimos de Las Vegas con rumbo al Gran Cañon del Colorado en Arizona. La temperatura alcanzaría los 46 grados y nos esperaba un largo día, más largo que no que hubiéramos imaginado jamás.
En total recorreríamos unos 210 km para finalizar nuestro viaje de ida en el mirador Sky Walk del Gran Cañon en lo que se llama vista West ( Oeste).
Es la excursión mas común que se toma desde Las Vegas en el día en bus turístico o también en helicóptero.

Nosotros decidimos hacerlo por nuestra cuenta en la camioneta con la que veníamos recorriendo la costa oeste desde San Francisco.

La ruta es fantástica. Por la US 93 un rato después estabamos llegando a la Presa Hoover un punto obligado para ver la maravilla obra de ingeniería sobre el Río Colorado.

Cuando hicimos el desvío para entrar al camino de la represa un puesto de policia hizo una seña que mal interpretamos. En realidad la señal era de avanzar pero parece que allí se usa para detenerse. En fin....afortunadamente íbamos muy despacio y de pronto el agente empezó a golpear con fuerza la camioneta y ahí entendimos lo que pretendía.
Los muchachos se ofuscaron porque además nos trató como si fuéramos delincuentes o algo peor...pero logramos mantener la calma y avanzar hasta la represa para visitarla y tomar algunas fotos.


Luego supe que el tramo de la Ruta 93 que cruza la Presa Hoover es inadecuado para el aumento del tráfico. Tiene un único carril para cada dirección, varias curvas estrechas y peligrosas y distancias de visibilidad escasas. Tras el 11 de septiembre de 2001, el tráfico de camiones sobre la Presa Hoover ha sido desviado al sur en un esfuerzo para salvaguardar la presa de explosiones. La carretera de circulación y el puente son necesarios para mejorar los viajes, sustituir la calzada peligrosa y reducir la amenaza de un ataque o un accidente potencial. Por ello tanto control!

 La Presa Hoover (Hoover Dam, en inglés) es una presa de hormigón de arco-gravedad, ubicada en el curso del río Colorado, en la frontera entre los estados de Arizona y Nevada.  Está situada 48 km al sureste de Las Vegas.
El lago creado aguas arriba recibe el nombre de lago Mead, en honor de Elwood Mead, ingeniero que previó la necesidad de la presa.
Comenzó a construirse con el objetivo de impedir las inundaciones y luego con el tiempo además  se convirtió en una central eléctrica.
Es realmente una gran obra de ingeniería y las vistas son preciosas.
Luego continuamos la ruta , atrás quedaba Nevada y nos adentrábamos en el mítico Arizona siempre por la 93.


Hicimos  dos paradas en el camino. Una en pleno desierto para comprar agua en una estación de servicio y luego en un pueblito digno del lejano oeste que se llamaba Dolar Spring para almorzar una hamburguesas con cerveza ( todos menos el conductor). ubicado en el condado de Mohave  y digno de una escena de Thelma y Louise.  La gente del bar que estaba sobre la ruta fue tan cordial y atenta que aún los recuerdo con una sensación agradable. A partir de allí se realiza la bifurcación para entrar al parque nacional.



La ruta está perfectamente señalizada para llegar a los miradores pero nosotros igualmente siempre utilizamos la aplicación Waze.
Paramos ya dentro del Gran Cañon en un lugar llamado  Hualapai Ranch donde se ofrecen diversas actividades, como recorrer los caminos del Borde Oeste del Gran Cañón en un caballo ensillado por uno mismo, dar un paseo en carreta, comer al aire libre como lo hacían los vaqueros o ver un espectáculo profesional con pistoleros. Es realmente un rancho del lejano Oeste sin desperdicio. Bajo el rayo del sol fue bastante agotador recorrer semejantes distancias pero valió la pena.


Luego continuamos hasta la entrada del centro de visitantes gestionado por una comunidad indígena y allí se debe dejar el auto en un amplio estacionamiento y tomar un autocar que nos lleva hasta el famoso Sky Walk . La entrada es bastante cara y el mirador en si mismo es engañoso. No ofrece vistas mejores que la de los puntos de los miradores afuera , no permiten sacar foto ni ingresar con nada en la mano. Si sufrís de vértigo el piso de vidrio dentro del hueco del cañón definitivamente no es aconsejable. Por supuesto que hay fotógrafos que te ofrecen llevarte una de souvenirs pero a nosotros no nos pareció que valiera la pena ese gasto. Tienen una tienda de artesanías indígenas muy interesante con productos que ellos realizan.

Luego seguimos camino en el autocar a los miradores. Allí bajamos

y pasamos un tiempo descubriendo las vistas y caminando por la rocas rojizas y erosionadas. Es realmente impactante ver esa hendidura por la que corre el Rio Colorado. Uno se siente pequeño ante tanto poder natural.

Las vistas son increíbles y no creo que las pueda olvidar jamás.
Como nota de color diré que no hay allí  ningún tipo de contención o vallado por lo cual uno puede acceder hasta el borde de los precipicios, y esas orillas tienen también la característica de que se desprende el piso en muchos lugares. 

Los turistas orientales y su manía de sacarse fotos insólitas fastidiaron un rato de la visita porque uno de ellos saltaba literalmente al aire a pocos centímetros del borde y otro le sacaba la foto y la repitieron una cantidad suficiente de veces como para sentir que estábamos en una película de suspenso o en un circo de equilibristas sin arnés. 
Traté de averiguar porque permitían este tipo de cosas ( porque eran varios los irresponsables) y descubrí que en Estados Unidos el estado no se hace responsable de lo que la gente decida hacer en lugares naturales peligrosos.  Cada año algún visitantes fallece al despeñarse cañón abajo desde alguno de los miradores. Es absolutamente espantoso pero real. 

Aprovechando el tema les dejaré aquí algunas normas de seguridad a seguir en la visita al Gran Cañon del Colorado:

-  Uso de Protector Solar de alto filtro. 
-  Los suministros de agua potable son escasos y se limitan a las zonas de visitantes, por lo que hay que llevar reservas.. La adecuada alimentación también es un factor importante ya que una exceso de hidratación sin la alimentación adecuada puede ser también problemático.
- En caso de tormenta los miradores son también un punto delicado ya que los fuertes vientos nos podrían empujar al vació o nuestros cuerpos podrían atraer a rayos. Ojo con ello. 
-  No acercarse a la fauna si por alguna circunstancia nos cruzamos con ella. 

Nosotros lo visitamos a fines de Junio y el calor fue muy intenso. Llegó a alcanzar los 47 grados centígrados. 

¿Que parte visitar del Gran Cañon?

Aquí pueden observar de fondo el gran balcón del Sky Walk

Cabe destacar que dado el tamaño hay centro de visitantes según el punto cardinal. 
Como expliqué mas arriba nosotros fuimos a Wesp Rim esta zona del Gran Cañón está gestionada de forma privada por la tribu de los indios Hualapai y la mas cercana a Las Vegas que permite estar en dos horas por ruta o en cuestión de minutos en helicóptero. 

La mayoría de los turistas que viajan al Gran Cañón acceden por el Parque Nacional Sur , en lo que se conoce como South Rim. Este área de visita es de gestión gubernamental y cuenta con magníficos servicios turísticos, zonas de recepción, cientos de camas de alojamiento, restaurantes, rutas de senderismo… Está a 5 horas de Las Vegas y para visitarlo es necesario pernoctar al menos un día allí generalmente en Tuyasan.  Nosotros no disponíamos de ese tiempo pero algún día volveremos para pasar una noche por allí. 

Mi consejo es que si buscas aventura elijas el West Rim El hecho de que la zona oeste no esté incluida en los límites del Parque Nacional hace que sea mucho más fácil realizar tours en la zona como rafting, vuelos en helicóptero, rutas en moto, quad, hummer y casi todo lo que te puedas imaginar.
Pero si buscas senderismo en  el lado sur podrás quedarte sin respiración en los grandes miradores (Mather Point, Yaki Point y Hopi Point ) o realizar alguna de las fantásticas rutas de senderismo, que no existen en el lado oeste.

El Gran Cañon también tiene un Parque Nacionales de visitantes en su zona Norte ( North Rim). Es el menos visitado por el turismo. En epoca invernal se cierra dado la inclemencia cllimática por las heladas. Abre de mayo a octubre.Es la parte para quienes aman un encuentro con la naturaleza a través de grandes paisajes. La zona tiene las mayores elevaciones del cañon por lo cual puede acarrear el famoso "mal de altura"
La visita a esta parte del cañón es muy atractiva incluso antes de llegar al parque nacional. El acceso por la carretera 67 se realiza cruzando un bello bosque de coníferas y pasando junto al lago Powell, de gran belleza. El lado norte es más húmedo que el sur y alberga una vida animal y vegetal mayor y si viajas en otoño muchos consideran que es la mejor zona con diferencia de toda la garganta, por el efecto de esa época en los árboles, que casi no existen en otros lugares del parque.
En coche, el acceso norte dista a unas 6 horas de Las Vegas, 7 de Salt Lake City y 8 de Phoenix.

El regreso

Después de ver el atardecer en las montañas de regreso cambiamos la ruta para visitar la mítica Ruta 66 mas precisamente en el pueblo de Seligman al que llegamos ya con el crepúsculo. Igualmente lo disfrutamos mucho. Wally estaba como un chico en DisneyWord era realmente increíble y se lamentaba de no haber llegado mas temprano para visitar cada uno de los locales de objetos vintage. 

La próxima sin dudas volveremos y nos alojaremos en un motel de la ruta. Quisimos cenar y como ustedes sabran los americanos ( sobre todo los del interior cenan a las 18 hs) por lo cual no había un solo bar abierto. 

Decidimos volver a Las Vegas y ver de cenar por allá. En un momento dado el Waze GPS ( para nosotros "Paquita") dejó de funcionar porque nos desvió una parte de la ruta por obras. Y entonces encendimos el de la camioneta. Yo realmente creía recordar el nombre del pueblo de la Ruta 66 mas cercano a Las Vegas bajo el nombre de Williams....por lo cual a pesar que el GPS nos indicaba que íbamos al reves ( Y Wally también) Julian decidió confiar en mi. Pero en realidad erea Kingman y fuimos para el lado contrario! Hasta que en un momento vimos una estación de servicio y bajamos para ver si había algo para comer....cuando abrí la puerta de la camioneta para bajar sentí que afuera hacía bastante frío.....inmediatamente me di cuenta que algo andaba mal. Nuestras temperaturas mínimas durante






varios días de aventuras en Nevada y Arizona no bajaban de 33 grados. Le preguntamos a un hombre que estaba cargando gasolina y nos dijo que estábamos a cuatro horas de Las Vegas...no lo podíamos creer!! En el market tampoco había nada para comer salvo algunos snacks que compramos y unas copitas de vino californiano adorables. Las cajera me permitió capturar con una foto a su celular la ruta a seguir al menos hasta volver a tener conexión y emprendimos nuestro regreso a Las Vegas. 


Cabe destacar que un rato después Wally muerto de sueño cedió el volante a Julian. Tanto Wally como Mari se durmieron enseguida y yo decidí acompañar al conductor porque realmente estábamos todos cansados. Todo lo que no sale bien en un viaje tiene un aprendizaje al igual que en la vida. Mientras volvíamos por los caminos del desierto la noche estaba tan colmada de estrellas que brillaban en la oscura bóveda del cielo como nunca volví a ver.....una paz interior me invadió y casi en comunión con el universo sentí agradecimiento. ...un rato después regresó Paquita y las primeras luces de Las Vegas erguida en el horizonte casi como sino fuera real. Estábamos en la ciudad donde todo es posible y divertido, nos esperaba la cama de la habitación del Bellagio.....pucha que la vida es bella!

Haz click en la imagen para dirigirte al sitio oficial del Gran Cañon 




jueves, febrero 01, 2018

No todo lo que pasa en Las Vegas....queda en Las Vegas!


"La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo con las reglas del juego." Salinger ( El guardian entre el centeno)

Llegamos a Las Vegas un caluroso día de junio que nos recibió con
32 grados a las 3 de la madrugada.

Veníamos como habrán leido en los posteos anteriores recorriendo la Costa Oeste y estábamos en estado calamitoso. Cansados, sucios y desaliñados. Apenas atravesamos la puerta de ingreso desde el garage del gran y emblemático Hotel Bellagio todo era distinción y lujo.

Nos mirábamos con los ojos abiertos y no podíamos creer ni donde
estábamos ni como.
La mayoría de la gente estaba vestida con mucho glamour pero había también en la fila del check in un grupo de muchachos que nos superaba con creces.
Nunca nadie nos miró ni a nosotros ni a ellos como si no estuviéramos acorde al lugar. Al contrario todo era naturalidad.....si teníamos algún prejuicio a vencer acerca de la exhibición del lujoso hotel y casino que tiene 5 diamantes cuyos dueños son los MGM Resort Internacional, en ese mismo instante se desvaneció.

Los cuatro amigos que viajábamos en este periplo llegábamos con ganas de vivir aventuras en la ciudad pero Mari era quien además estaba cumpliendo un sueño, el de conocerla. Jamás olvidaré el brillo de sus ojos. Ella es mi amiga del alma, y si viajar ya es algo extraordinario si lo haces con alguien a quien tanto amas y ves cumplir su sueño mucho mas.
El Bellagio a quien todos hemos visto en infinidad de films sobre todo por su famosa fuente es inevitable recordarlo en Ocean ´s Eleven cuando el guión trata acerca del robo a su gran casino.
En español se la conoció como La Gran Estafa  dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts, nada menos.

Un rato después entrabamos a nuestros cuartos y además de los ojos, quedamos boquiabiertos. La ventana de nuestro cuarto daba al complejo de piscinas del hotel y la de nuestros amigos al Strip donde lucía majestuosa el doble de la Torre Eiffel delante de la gran fuente.
En algún momento antes de dormirme me detuve a pensar en donde estabámos y suele pasarme cuando llegamos a algunos lugares o ciudades que vienen a mi mente recuerdos de personas. Pensé en mi viejo y donde quiera que estuviera le dije con mi pensamiento :  "¨Papá estas conmigo aquí en cada instante, yo estoy viviendo tal vez un sueño tuyo".

Nos levantamos temprano o tarde depende para que. Afuera la temperatura era de 43° C y adentro de la inmensa ciudad que es ese complejo se disfrutaba del clima perfecto. Por lo cual decidimos pagar el pase libre de almorzar (aunque correspondía a desayunar y merendar) en el restaurante The Buffet 
La gran variedad de cocina incluye a la italiana, japonesa, china y estadounidense. No es el más barato (US$21 por el desayuno, US$25 por el almuerzo, US$36-41 por la cena y US$31 por un brunch en fin de semana), pero la experiencia vale la pena. Creo que  probamos todo tipo de comida y salimos felices, con la panza llena y decididos a empezar a disfrutar las instalaciones del gran resort.

Wally y yo decidimos ir a la piscina mientas que Mari se quedó por primera vez en el casino frente a una tragamonedas. Ya estábamos listos dentro del ascensor cuando ella me llamó al celular. Yo no le entendía que era lo que decía pero el ruido de la máquinita indicaba que algo había ganado. Así que cambiamos el rumbo y nos fuimos al casino. Allí la encontré a Mari frente a un juego cuyas imagen superior era un bello oso panda pero la pantalla ligaba una cantidad importante de símbolos del Yin y el Yan. Había ganado un premio relativamente importante en la primera máquina que se sentó. A su lado estaba una mujer de color con uniforme del casino muy pintoresco que la felicitaba y compartía la alegría con ella mientras esperaban que llegara la persona con su cheque. El valor no era nada exorbitante ni mucho menos pero la situación era francamente de película. La vivencia sólo será capaz de transmitirse con un video que subí para tal fin.


Julian no estaba porque andaba por allí probando suerte y cuando esto sucedió ella estaba sola por lo cual aquella señora festejó con ella y también desconocidos que pasaban por allí. No se si ella habría soñado tal momento pero la ciudad de sus sueños le estaba haciendo un regalo que no olvidaría jamás. No por el valor monetario sino por la vivencia. Los sueños evidentemente están para ser cumplidos y éste caso es prueba de ello.

Ella fue la protagonista principal de aquel día. Nos quedamos acompañándola y la suerte siguió de su lado. En una oportunidad la maquina del oso panda le tiró una cantidad de farolitos chinos que implicaban un premio y de pronto en su exhalación de alegría gritaba: " Son chinos, son chinos.....como ustedes" señalando un par de turistas que nunca faltan del gran país asiático. Nosotros llorábamos de risa y nos emocionaba su alegría genuina que transmitía a todo su alrededor inclusive a quienes no hablaban español.




Lo cierto es que todo no es casino en Las Vegas y esa noche a las 21 hs teníamos tickets para ver el show de Ricky Martin en el increíble Park Theater del Hotel Monte Carlo asi fue que nos fuimos a preparar.
Los muchachos estrenaron camisas al mejor estilo de la ciudad y
nosotras no nos quedamos atrás.
Dejamos el auto en el garage del hotel y salimos al exterior para acceder a la entrada del teatro al que por supuesto se llegaba una vez atravesado el casino del hotel.
Es claramente intencional pero  ya sea para ir a tu habitación, a tomar un café o cenar, o a pasear por las atracciones o en este caso ir al teatro siempre e inevitablemente en Las Vegas hay que atravesar a pie el casino.

Esos minutos al aire libre nos hicieron notar el calor tremendo del desierto de Nevada en verano.
Cuando entramos al teatro nos sorprendió el tamaño y la disposición. Se puede ver perfectamente desde todos lados y el escenario es enorme.

Minutos después empezó un show para aplaudir de pie , te guste o  no Ricky Martin. En lo personal tengo admiración por el cantante portorriqueño por su gran profesionalismo y su calidad humana. Muchas de sus canciones las disfruté a lo largo de mi vida.
Brindó un show que comienza con un video en el cual se lo puede ver a él desnudo en pantalla gigante como parte de un clip de presentación ingresando a la ducha.
Luego una sucesión de hits en ingles y en español con una importante cantidad de bailarines en escena, efectos especiales, la iluminación mas moderna y tecnológica que haya visto jamás y momentos con climas que llevaban la noche a su máximo momento increscendo.

Una mención aparte para la banda musical de extraordinarios ( tal vez los mejores) músicos no solo en la calidad técnica sino en como se amalgaman a un concepto de disfrutar con su  cuerpo cada nota.
Cuando tocó el turno de "Vuelve" me acordé de mi hija Luciana cuando me pidió comprarle el CD que salió cuando ella tenía 14 años. Y gracias a su primer fervor adolescente descubrí melodías hermosas como por ejemplo ésta. Filmé un tramo y se lo envié por whats up muy emocionada.
Afortunadamente mi formación familiar ( provengo de una familia de músicos académicos) me ha impedido ser prejuiciosa a la hora de escuchar música y gracias a ello puedo disfrutar de muchas cosas que otros no logran por una barrera de etiquetas.



Cuando llegó el final que fue impactante los cuatro estábamos exultantes de felicidad. Habíamos llegado casi 24 horas antes en busca de emociones y no podíamos pedir mas.
Les dejo otro video en este caso de María en claro homenaje a mi amiga que aquella noche estaba tan feliz y  pudimos compartirlo juntas





Decidimos pasar con el auto por la famosa calle Fremont que representa el viejo Las Vegas, el lugar donde todo comenzó. Y aprovechamos para verla desde el techo descapotable porque realmente el calor era tremendo. En un momento paramos en un market a comprar agua y bajaron los muchachos. Nosotras nos quedamos atrás en la camioneta sentadas con el aire acondicionado.

De pronto me pareció que el auto se movía para atrás, unos segundos después me di cuenta que nos íbamos en picada hacia la
avenida y decidí tirarme de cabeza ( tipo pileta de natación) y con las manos pisar el freno. No se como entré ahí abajo pero quedé en posición casi vertical y no podía moverme. El auto estaba unos metros para atrás pero frenado y fuera de peligro justo cuando salieron los muchachos del supermercado y me auxiliaron para salir del fondo de la pedalera de la camioneta. Nos reímos mucho, al lado nuestro había una auto con dos muchachos sin remera y nuestros maridos creyeron que nos había querido hacer algo por lo cual cuando abrieron la puerta y me vieron ahí abajo gritaban "que te hiceron!!" y nosotras nos reíamos sin parar. Los viajes te regalan esos momentos que no son menos importantes que cuando ves un monumento o vas a un museo. Esas vivencias se convierten en anécdotas inolvidables que se van guardando en la memoria del viajero para siempre.

Cuando volvimos al Bellagio mientras nuestros amigos
seguían disfrutando del casino con Wally caminamos un rato por las instalaciones del hotel.
Inspirado por el restort Lago Como de Bellagio en Italia, Bellagio es famosa por su elegancia. Uno de las atracciones más notables del hotel es un lago artificial en el strip de Las Vegas de 32 375 m², en las que contiene las famosas fuentes del Bellagio, una inmensa fuente bailarina sincronizada por música.
El Bellagio aproximadamente emplea a más 10.000 personas. En el otoño de 2006, el piso del casino fue remodelado y uniformado, cambiándole el color original a un tono azul más contemporáneo.

En el interior del Bellagio, Dale Chihuly's Fiori di Como, diseño más de 2.000 flores de cristal creadas a mano, que cubre 2000 pies cuadrados del cielo raso del lobby.
El hotel también alberga un conservatorio y un jardín
botánico. El jardín cambia al menos unas cinco veces al año para reflejar la estación actual (invierno, Año Nuevo Chino, primavera y otoño).


Allí fuimos recorriendo sus rincones y tomando fotos sin parar al otro día nos iríamos a visitar el Gran Cañon del Colorado pero eso es otro tema que ya les contaré en el siguiente posteo. 

Nuestra visita a Las Vegas duró 3 días, tres días de locura y diversión. Si alguna vez me hubiesen dicho de elegir este destino tal vez no estuviera en nuestra lista de top ten. Pero se dio de manera particular porque combinamos en este viaje dos sueños: el mío de conocer NY y el de Mari de conocer Las Vegas. No tengo mas que agradecimiento porque la verdad es que nos encantó. Es muy difícil transmitir lo que se siente cuando uno anda por esa enorme ciudad dentro del desierto de Nevada. Todo, absolutamente todo y cada detalle está previsto para que la pases genial. En ningún momento sentís que estas dentro de una escenografía sino mas bien en un lugar donde todo es posible. Y eso es exactamente su encanto , eso que no tiene precio!