martes, julio 18, 2017

Central Park, Strawberry Fields..........forever!

Let me take you down 'cause I'm going to strawberry fields
Nothing is real and there's nothing to get hung about
Strawberry fields forever (Lennon - Mc Carney) 


Entramos al Central Park por la W 103 St . luego de encontrarnos con las chicas en su hostel. 

Nuestra meta era llegar a Strawberry Fields  por lo cual tomamos los caminos que conducían por el West Side hacia el sur, primero recorrimos un pequeño arroyo de agua y sus recovecos, en ellos escuchamos como de golpe el sonido de la ciudad se perdía para adentrarnos en un concierto de cantos de pájaros. Por allí un cartel confirmada la sensación advirtiendo que era zona de avistaje de aves. El parque es un popular oasis para aves migratorias lo que lo convierte en un observatorio ideal.


 Llegamos the pool y  al Glen Span Arch . A pedido de Lu descendimos el sendero y nos encontramos con un arco construido de manera rústica y decorado con múltiples piedras  colocadas geométricamente donde fluyen bajo su gruta las aguas del idílico "The Pool" (un espacio diseñado para albergar corrientes de agua natural).  Este hermoso arco data de 1865 y fue restaurado hace poco tiempo atrás dándole una imagen mucho más fresca. Alberga en su base, el hermoso arco de cuarzo, feldespato y mica ligeramente gris, el cual debe de apreciarse y admirarse muy de cerca. Allí las tortugas y unos bellos cisnes posaron para nuestras cámaras en un paisaje realmente bucólico.



New York debe ser de la ciudades más alta contaminación sonora del mundo, es increíble que entrando a una zona de este gran parque uno pueda dejar atrás el sonido sirenas y ruidos infernales.
Enseguida vimos alguna de sus famosas ardillas, son muy sociables
pero Luciana ,cuando vio que andábamos amagando a tocarla nos advirtió: " Ojo que , en definitiva, son ratas de ciudad....." y desistimos al unísono! 
Creo que fue en ese momento en que decidí desembarazarme de la cámara Reflex y se la di a Luciana. Estaba muy emocionada de caminar por allí y quería disfrutarlo lo más genuinamente posible ( de todos modos me quedé con el iPhone en la mano) y nos

 fuimos perdiendo por aquellos caminos.
Pero por las dudas para no desviarnos decidimos volver a la senda ancha ( West Dr) que bordea paralelamente a la avenida conocida como Central  Park West  de ese modo siempre teníamos la referencia ya que la zona donde se encuentra el homenaje a John Lennon está en la W 72 St.  Ese camino es igualmente sinuoso. 



Pasamos por el North Meadow centro de recreación donde se podían ver varias cesped de beisbol en el cual practicaban muchos
jóvenes. Cruzamos varios puentes y luego supe que no hay dos iguales en todo el parque. 
El tamaño de este Parque Central es  realmente admirable  supera en ocho veces a Mónaco buen tres al Vaticano. Con unos 37,5 millones de visitantes al año, Central Park es el parque más visitado de los Estados Unidos
A medida que avanzábamos, Luciana solía desviarnos un poco y Mary insistía en que no se confundiera la ruta. Todo nos reíamos mucho pero ya los pies no se estaban advirtiendo el maltrato. Finalmente llevamos prácticamente 24 horas sin parar a excepción de las horas que pudimos o no dormir en el avión. Pero la alegría todo lo pudo!

El desvío hizo que podamos ver el gran reservorio de agua que lleva el nombre de Jacqueline Kennedy y cuando se abrió aquel mirador amplio con semejante lago nos quedamos atónitos.
Es el  principal estanque de Central Park  que desde 1994 lleva el nombre de Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir newyorkina y  mujer del 35.º presidente estadounidense John F. Kennedy. Su construcción se extendió desde 1858 a 1862 y cubre el espacio comprendido entre la 86th Street y 96th Street. Con una superficie de 42,9 hectáreas, en algunos puntos alcanza una profundidad de 12 metros, y contiene varios miles de millones de litros de agua.  El Reservoir es conocido también por la pista para correr de 2,54 km que le rodea, y que acoge cada día a miles de deportistas.
Por supuesto que comenzamos a sacarnos fotos sin parar. Luciana tomaba fotos en blanco y negro. Agustina le suplicaba a Julian que le tomara fotos a un promedio de  una foto por segundo. 

Pero la meta todavía estaba esquiva, volvimos sobre el sendero paralelo a la calle y con Julián aproximadamente cada 50 m divisábamos un edificio Dakota que no lo era, algo así como una ansiedad tan grande por llegar a él hacía que yo lo imaginara. Tampoco crean que deliraba, eran construcciones muy parecidas sobre el West Side. 

Pasamos también por el teatro Delacorte Theater, donde se realizan mucho de los festivales en el verano en esos días estaba anunciado un show de Billy Joel. Y finalmente luego de caminar y caminar y caminar vimos el sendero que nos llevaba a la meta. 
Por otro lado el edificio Dakota estaba allí delante nuestro y en cuanto lo vi supe que era el de verdad.
El camino al memorial de Lennon estaba a pocos pasos. 

Siempre hay mucha gente alrededor de Strawberry Fields y su
mosaico, a pesar de ello pudimos sacar unas cuantas fotos, extrañamente cuando llegamos no había ni una sola flor ni ningún objeto, por lo cual yo le ofrecí un ramillete de flores blancas que robe en algún camino cuando sentí que ya estábamos cerca. Siempre hay algún músico allí tocando canciones de John lo cual aumenta la emoción y uno siente que hay una energía muy especial, allí llegan todos los que creen no ser los únicos soñadores. 

Luciana me regaló un pin hermoso y con Wally  nos abrazamos felices y emocionados. Allí estábamos finalmente. Wally se acostó en cruz sobre el memorial y todos tomamos fotos y Julian tomaba vídeos. Nuestro visita a Strawberry Fields y nuestro sueño forever.  Por momento recuerdo que podía escuchar en mi mente la canción The Beatles donde Lennon evoca su infancia en Liverpool y tararear interiormente el estribillo. 
 Strawberry Fields.  
Es una zona elevada de una hectárea de superficie, al frente de los Dakota Apartments, en la intersección de las calles Central Park West y 72nd Street, donde Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980. Cinco años después, su viuda, Yoko Ono, celebró una ceremonia en su nombre con la asistencia de diplomáticos internacionales, la mayoría de cuyos países enviaron regalos a este jardín. La Unión Soviética envió abedules, Canadá arces, Israel cedros, Holanda envió narcisos de los prados y la princesa Gracia de Mónaco, conejos hembras. La ciudad de Nápoles, por su parte, envió un mosaico blanco y negro en cuyo centro estaba inscrita la palabra imagine.

Con la música de Let it Be en la voz de un joven sentado allí salimos

hacia la calle para ver más cerca del edificio Dakota, tomamos nueva nota entre muchas fotos, y yo no quise cruzar, preferí verlo desde enfrente, A medida que miraba la calle mientras nos tomamos fotos me preguntaba quién andaría por allí caminando aquel día de diciembre en que le dispararon. Por esas cosas que nos pasan por la cabeza, me pregunte si aún habría alguien que fue testigo de aquel horrible asesinato y aún vivía en New York.... o en  esa zona. Tal ves un pensamiento tonto, pero mientras escribo trato de buscar lo que pasó por mi cabeza mientras estaba allí parada. 
De pronto vimos pasar uno de los típicos carruajes que han aparecido en tantos films románticos. 

El edificio Dakota es un edificio de apartamentos histórico ubicado en la esquina noroeste de la calle 72 y el Central Park West  Fue construido entre el 25 de octubre de 1880 y el 27 de octubre de 1884 ​
El edificio pasó a hacerse famoso a nivel mundial cuando en sus puertas fue asesinado John Lennon, 
La firma de arquitectos de Henry Janeway Hardenbergh fue contratada para realizar el diseño para Edward Clark, director de la Singer Sewing Machine Company. Esta firma también diseñó el Hotel Plaza. Su estilo arquitectónico es renacentista ya que los nichos, los balcones y las balaustradas dan al edificio una apariencia de estilo renacentista alemán. Sin embargo su estructura y su planta reflejan una fuerte influencia de la arquitectura francesa en el diseño de casas que se empezó a conocer en Nueva York en la década de 1870.  El edificio Dakota fue añadido al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1972, y fue declarado Lugar Nacional de Interés Histórico en 1976.

Los apartamentos tienen ventanas a ambos lados, lo que fue una
novedad en el Nueva York de esa época.Algunas salas de estar tienen 15 metros de largo, y la mayoría de los techos tienen 4,3 m de altura; los suelos están entarimados con roble, cerezo y caoba.Originalmente, el Dakota tenía 65 apartamentos de 4 a 20 habitaciones, ninguno igual. A estos apartamentos se accedía por escaleras y ascensores situados en las esquinas del edificio. En el medio del edificio hay escaleras y ascensores para el servicio doméstico. 

El Dakota tiene muchas instalaciones e infraestructuras excepcionales para la época de la construcción. El edificio tiene un gran comedor; las comidas pueden ser enviadas a los apartamentos por ascensores especiales. La electricidad era generada por una pequeña estación eléctrica, y tiene calefacción central. Además de las habitaciones del servicio, en la buhardilla había una zona de juegos y un gimnasio (en años posteriores estas zonas fueron reconvertidas en apartamentos debido a problemas financieros). El Dakota también tenía un jardín y un campo de croquet privado y una pista de tenis, todo detrás del edificio, entre las calles 72 y 73.

 Seguimos caminando hacia el sur, Luciana sugirió un camino
interno en Diagonal que podía ser un atajo. Mari la miro casi advirtiéndole que si se equivocaba la colgaría en medio del parque. 

Todos nos reímos con nuestros pies acuestas, en mi caso me saqué un rato los zapatos para colocarme unas chanclas de Agus, que además de quedarme un poco chicas no me conminaban en absoluto pero si algo tiene New York que adoro es que nadie mira a otro porque esté vestido mal o raro o salte o cante o grite o haga lo que se le dé la gana! Eso es fantástico! 

Casi llegando al final nos topamos con " Umpire Rock", yo personalmente recordaba una escena de How I Met Your Mother que situa allí a Robin enterrando un objeto al principio de la serie y en una de las últimas temporadas tratando de encontrarlo para desenterrarlo, pero el lugar de las enormes piedras se ha visto en innumerables films. Así llegamos en Diagonal a la calle 59 St límite sur del central Park y la 6ta Avenida . 
Vimos estatuas en honor de los libertadores de América, tanto de Bolívar como de San Martín y le tomamos fotos porque nos sorprendió. Ese fue el momento en que gracias a Julian me enteré el significado de la posición del caballo en la estatua de un militar. 

Si el caballo tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate.
Cruzamos la avenida y nos encontramos con unos locales realmente lujosos al igual que los hoteles. 
 
Si el caballo tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate.
Si el caballo tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales.
¡Siempre se aprende algo nuevo!

Cruzamos la calle y nos encontramos con unas galerías de arte extraordinarias. Mari quedó

prendada de una por muchas de sus obras, entramos la recorrimos y nos permitieron sacar fotos. Había realmente algunas esculturas muy especiales y unos cuadros impactantes. 

Las obras eran muy coloridas y tenían un dejo de estilo pop moderno. Estuvimos un buen rato adentro porque nos cautivaron a cada uno alguna o varias de las obras colgadas. Personalmente disfruté mucho de un mandala de mariposas. Mari observaba con atención una cartera convertida en escultura y Julían la mirada celeste de un retrato. Es increíble lo que puede el arte, estábamos todos hambrientos con los pies que se les podía escuchar cantar Help, I need somebody Help! y allí seguíamos observando la obra de distintos artistas plásticos. 
Al salir me quedé mirando la vidriera de la tienda siguiente y mis

ojos estaban llenos de asombro se podían ver en la vidriera obras de Chagal y de Picasso. 
New York City nos estaba tirando en nuestra cara su mejor versión .

 Mientras tanto llegamos a la esquina de la Quinta avenida y vimos el edificio de Apple pero decidimos seguir de largo para almorzar, aunque ya era hora de merienda. Todo brillaba, terminamos de sacarnos fotos frente a Tiffany & Co.  recordando la maravillosa película de Audrey Herpbur "Breakfast in Tiffany's", seguimos por la Quinta y nos encontramos justo en la intersección con la E 58 st con una manifestación en referencia a  Cuba. Wally y Lu se tomaron una foto con ellos. 






Yo tenía marcado un lugar en la zona para tal fin, por lo cual luego Burger Joint una hamburguesería ( cual podría ser nuestra primera comida en NY sino?) Este lugar está escondido en el lobby de un lujoso hotel Le Parker Meridien  que no lleva ningún cartel y que se lo descubre detrás de un telón o cortina. 
Cuando entramos nos sorprendió un espacio realmente fantástico, muy Roker, con las paredes llenas de graffitis de los propios clientes, póster de los Ramones, y gente que habla español para ayudar con los pedidos.
 El servicio es sin mozo, se piden la caja donde hay menúes en varios idiomas y con las fotos de las hamburguesas. 
Allí comimos nuestras primeras hamburguesas con huevo, panceta, cebolla frita, y queso cheddar y todo lo que se les ocurra mas las exquisitas salsas rojas de ketchup, barbacoa, aji mexicano  y otros condimentos a los que le seríamos fieles todos los días en algún momento.
 Hicimos los seis nuestro primer brindis en Nueva York. Medimos con la vara muy alta la primera hamburguesa por lo cual nos costaría encontrar una que la superará...la respuesta la sabrán mas adelante!
Pero el Burger Joint siempre quedará en nuestro recuerdo mas preciado como nuestras ganas de volver allí.



La próxima meta fue el río Hudson adonde nos dirigimos a ver el
atardecer, caminamos sobre la franja costera que va desde el Pier 92 todo una zona recuperada o puesta en valor para el paseo especialmente de los habitantes de la ciudad,  magnífico lugar para aquellos que salen a caminar a correr a pasear sus mascotas y hacer footing. 
El atardecer fue fabuloso. Nos desparramamos en algún momento por las sillas o bancos o escalones a disfrutarlo el sol caía sobre el horizonte con un color dorado muy particular. 
Aún puedo recordar los detalles como unos pequeños caniches que se nos acercaron a jugar a Agus y a mi. O el cielo cada vez mas dorado. 
El río Hudson es un río de 506 km de longitud, que fluye en dirección sur

principalmente por el estado de Nueva York,  formando, en su último tramo, la frontera entre los estados de Nueva York y de Nueva Jersey. El río Hudson está considerado como un río; sin embargo, el Lower Hudson River Valley es en realidad un estuario marino, dado que la influencia de la marea.

Continuamos caminando en el la W57 vimos  una edificio en forma de pirámide muy extraño y futurista que fue destinatario de todas nuestros flashes. Se llama VIA 7 West y fue realizado por el estudio danés BIG (Bjarke Ingels Group). 

El edificio de 709 apartamentos se asemeja a una pirámide distorsionada con una fachada con gran inclinación, alzándose un total de 142 metros hacia el noroeste. La estructura triangular ha sido descrita como un híbrido entre la manzana europea y una torre residencial típica de Manhattan. Con balcones y terrazas singulares integradas en una plaza con zonas ajardinadas, el bloque conecta con el litoral y el Hudson River Park, siendo consciente de su entorno proporcionado excelentes vistas con poco ruido procedente del tráfico. El edificio tiene una superficie de 80 000 metros cuadrados, incluyendo instalaciones privadas y zona comercial.​ La fachada norte del edificio presenta una serie de balcones girados en un ángulo de 45 grados, característica presente en diseños anteriores como las VM Houses, en el barrio de Ørestad de Copenhague.



Seguimos caminando y en un momento tratamos de retornar pero casi todas las calles estaban cerradas para volver a cruzar nuevamente hacia el lado de la ciudad, así que tuvimos que hacer un largo trecho para lograrlo. Se hizo de noche y mi recuerdo es Luciana con la guía en mano diciendo vamos para allá ,doblemos en la segunda ,  por esta salimos por la otra no… Y el resto arrastrándose tras ella! Mientras Agustina pedía " Time Square, Time Square!!" sin  parar. 
En una esquina descubrí un cartel que me identificaba y le pedí a Lu que me tomara la foto. Era la esquina de Freedom y W 66 ST y tenía una sola dirección. Lo bueno de viajar en junio es que la luz del día permanece casi hasta las 21 hs o un poco mas y eso permite hacer estos paseos maratónicos. Pero estaba llegando el final del día y necesitaba comprarme zapatillas, porque no había llevado y en esas condiciones no podía caminar ni un día más así que buscamos el lugar más cercano que fue un Century 21 y allí a las 9:30 de la noche nos compramos zapatillas creo que todos. Aunque me parece que Julián fue el único que no!


Luego de un rato de recorrer la tienda con las zapatillas en la mano estábamos yendo a la caja a pagar cuando me di cuenta que había dejado el iPhone en el lugar donde me probé las zapatillas. Volví hasta ese sector y aunque había un montón de gente comprando, mi celular estaba sobre el banco exactamente donde lo había apoyado.... no emitir juicios de valor al respecto, pero es puedo asegurar que me sentí muy bien. Salimos de allí y nos esperaba la estación de metro,  nuestra amada línea tres roja, que hacia el norte llevaba las chicas a su hostel y hacia el sur a nosotros hasta las 51.


Hacía dos días que no dormíamos en una cama, habíamos cruzado América sobre un avión, una vez aterrizados sin alojarnos habíamos recorrido de norte a sur el central Park, y una buena parte del West Side. Cuando bajamos el reloj de Time Square marcaba las 22.10 hs , caminamos mirando las asombrosas marquesinas iluminadas de Broadway con el último aliento compramos comida hecha para cenar a la vuelta del hotel , un par de cervezas y nos fuimos a dormir. El viaje comenzó con un gran augurio y clara antesala de lo que vendría. Habíamos caminado casi 12 km e  iríamos por mas.  Manhattan es una fuente de energía inagotable....empezamos a darnos cuenta que podíamos vivir en su sinfonía y además disfrutarla mucho. Pero dejaremos para otro momento las historias que vendrían y hoy guardamos en nuestros preciados recuerdos.  

Nos alojamos en el Hotel Amsterdam Court
Las chicas en el HI NY Hostel 
Aquí pueden encontrar los datos de Burger Joint 

Y les dejo un mapa con nuestro recorrido