viernes, septiembre 16, 2016

Salvador de Bahía Parte 4: Iglesia de Bonfil y playas de Ribeira


Sou um amigo que volta feliz Pra teus braços abertos, Bahía! 
Sou poeta e não quero ficar Assim longe da tua magia!
Deixa ver, teus sobrados, igrejas
Teus santos, ladeiras
E montes tal qual um postal
Dá licença de rezar pro Senhor do Bonfim
Salve! A Santa Bahía
imortal, Bahía dos sonhos mil! 
Eu fico contente da vida
Em saber que Bahía é Brasil! 
Salve! A Santa Bahía imortal, Bahía dos sonhos mil!
Bahia con H de Caetano Veloso y Gilberto Gil

Si como comenté en la primera parte de las crónicas sobre Salvador de Bahía estábamos acércandonos a su corazón estos dos últimos días podemos afirmar sin titubear que este lugar del mundo donde el África se fusionó con Brasil nos enamoró para siempre.
Era domingo y decidimos visitar la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim, la mas popular, aquella donde el sincretismo religioso se muestra en su máxima expresión. Donde las cintintas ( filhas) de todos los colores flamean en sus rejas cubriéndola completamente. Allí arriba de un morro este lugar es un imperdible de Salvador. Esa mañana mientras desayunábamos le pregunté a Juli que horarios eran las misas los domingos  ya que tal vez nuestra visita coincidiría con una misa. Fue un comentario al pasar basado en que con Wally muchísimas veces en nuestros viajes sin saberlo hemos llegado a las iglesias mas emblemáticas en el horario de la misa desde el Duomo de Milán, la parisina Notre Dame hasta la bella iglesia del pueblo donde nació su abuela en Gallarate, solo por decir algunas. Y es un plus vivir esas ceremonias religiosas porque permiten percibir mas profundamente la esencia de un lugar.
Nuestro Señor de Bonfim es un santo portugues que la  población bahiana asoció a su orixa mas importante o padre de los orixas ; Oxalá. Por ello es esta es una iglesia muy especial. Llegamos y antes de entrar se nos acercaron todo tipo de personajes muy pintorescos que vendían cintas o que te apantallaban con unas ramas verdes y te ofrecian sanación y oraciones. Logramos mediante un esfuerzo entrar a la iglesia que estaba repleta de personas asistiendo a la misa. No se muy bien en que parte llegamos pero había una cola para sacarse fotos delante del altar y a la derecha del mismo un grupo de músicos con teclado en vivo tocando. En un momento entre hacia un lateral y vía una fila de gente a la cual le pregunté para que era, me respondieron que esta el sacerdote y cada uno se acercaba y podía conversar unas palabras con él, contarle algo o pedirle una bendición. Busque a Julian y a María del Carmen para contarles y ellos se fueron gustosos a la fila. Cuando los encontré estaban en el otro lateral en una sala algo extraña, en las paredes estaban fotos y cuadros de agradecimientos por milagros o respuestas a los pedidos y del techo colgaban partes del cuerpo humano de plástico o de otro material que daban un poco de impresión. Presumimos que tenían que ver con una forma de agradecimiento. 


Walter allí encendió una vela de esas que se prenden con una moneda para la salud de todos los seres que amamos. Es habitual que lo hagamos en la mayoría de las iglesias que visitamos sobre todo en la que nos impactan mas. Mucho no nos gusta cuando no es una vela de verdad pero lo hacemos igual . Mientras caminábamos por allí yo miraba asombrada la cantidad de gente pero sobre todo el espíritu de alegría que podía trascenderlo todo. Incluso , las personas iban de un lado a otro y no había la menor señal de formalidad ni mucho menos de guardar algún ceremonial.
En un momento observé que fuera de la iglesia pero dentro de su predio, entre las rejas y el había muchísimas velas , algunas de colores y sobre ellas algunas figuras de orixas y una señora que parecia rezar concentrada o incluso estar en algún transe. Salí con Walter y mientras trasmitia en vivo por Facebook trate de averiguar de que se trataba pero no quise interrumpirla. Unos minutos después me distraje filmando a Wally que había encontrado una vela de verdad y la estaba encendiendo. Cuando se me acercó una señora muy humilde y me preguntó si podía ayudar en algo. Le trasmití mi inquietud de conocer a que colores y que fuerzas de la naturaleza representaban los orixas y me empezó a explicar contestando todas mis preguntas con mucho sentimiento. Tratando incluso de vencer la barrera idiomática esforzándose en que yo comprendiera. Fue un momento muy especial el que viví y mientras Wally filmaba en vivo yo me abstraía incluso de eso y finalicé abranzando y besando a esta hermosa persona llamada Solange, Era de familia de esclavos traídos de África pero de alguna colonia francesa de allí su nombre. Nacida en Salvador y realmente una mujer sencilla pero encantadora. Nos despedimos e ingresamos  una vez mas a la iglesia para encontrarnos con Juli y Mari y toda la gente cantaba una canción que habitualmente se escucha en las misas pero prácticamente bailando y levantando los brazos como en una fiesta. Eso era la misa para estas personas creyentes, una fiesta de alegría y de fe. Nunca vi algo igual. Y creo que cuando algo es tan genuino deja huellas. Esas huellas aún hoy resuenan en mi alma.
video

Nos fuimos de Bonfim comprando cintas a los que andaban en la plaza frente a la iglesia que llevaban una remera de algún grupo que pertenecía a la misma. Subimos al auto y estábamos conmocionados y felices. Era domingo y antes de llegar a la playa nos enfrentábamos a un desafío : donde comprar cervezas Skol e hielo para llenar nuestra flamante heladera . Todo estaba cerrado, con las indicaciones de algunos lugareños y ante la investigación exhaustiva de Mari y Wally llegamos a un barrio muy pobre, muy humilde, casi el inicio de una favela donde una distribuidora de bebidas vendía tras un local bien enrejado latas e
hielo. Allí en una callecita angosta con un cielo lleno de cables y en una esquina donde unas señoras sentadas en la vereda charlaban a la fresca,  Enfrente la escalera de una casa que había construido la subida de su escalera caracol sobre la pequeña acera. La sensación de inseguridad hizo que esta primera vez no bajara del auto e incluso Juli diera la vuelta para estar prestos a salir rajando. Wally y Mari felices con su compra y ajenos a todo temor armaron la heladerita en el baúl con tranquilidad y parsimonia. Estábamos a pocas cuadras de la avenida Beija  Mar sobre la cual se encuentras las playas del barrio de Ribeira.  Paramos primero en un puerto pequeño donde nos sacamos unas fotos y luego continuamos por la misma calle hasta parar en un bar que tenía unas reposeras y sombrillas. Le consultamos si podíamos alquilarlas  dado que ya teníamos nuestra bebida y nos dijeron que si consumíamos algo no había que abonar nada. De hecho la idea era comer algunos "petiscos" a lo lardo de la tarde y así arrancamos nuestro día de playa.


El sol parecía que nos acompañaría el resto de la jornada y la playa era hermosa, Ribeira está en la parte mas profunda de la Bahía de Todos los Santos, justo donde la bahía forma su semicírculo y el mar era calmo y transparente. En su orilla se podían divisar caracolas y piedras hermosas y allí discurrió nuestro día nadando en las aguas calmas y cristalinas y esperando un atardecer que fue deslumbrante. En un momento incluso Wally salió del agua con dos erizos de mar preciosos, los trajo a la mesa y sin pensar siquiera que eran  peligrosos los filmamos me los pasó a mi mano y luego los devolvió al mar. Hacia la derecha se podía ver en la cima del pequeño morro la Iglesia de Bonfin y en el horizonte barcazas de  pescadores y un poco mas lejos un barco imponente. No recuerdo el nombre del bar pero si que comimos rico y hasta que cayó el último rayo de sol nos quedamos en la playa haciendo fotos del atardecer con poses divertidas y felices. Había gente en la playa la mayoria del lugar  ya que era domingo . Una familia que estaba cerca nos llamó para decirnos que no era seguro el lugar de noche y nos sugirió que nos fuéramos antes de que oscureciera.
Le agradecimos por supuesto y lo hicimos. El pronóstico aquella noche indicaba que al día siguiente el sol volvería a salir y por unanimidad decidimos regresar a Ribeira para despedir nuestro último día en Salvador aquel lunes.

Esa noche teníamos acumulación de emoción y amor por la gente de esta ciudad y por la belleza del Pelourinho al que decidimos regresar a la noche para cenar y escuchar música en vivo y vivir su movida nocturna. Previo paso por el hotel a cambiarnos subimos con el auto y lo estacionamos frente a la mismísima Iglesia de San Francisco al cuidado de unos muchachos que nos recomendaron lugares para cenar.
A la noche la seguridad esta redoblada, adonde miremos había militares o policías pero ni siquiera esa sensación de ciudad sitiada impide sentir la belleza del lugar, es mas, la sensación de seguridad es una tranquilidad. Si bien hay lamentablemente algunos chicos afectados por el crak ( aquí llamamos Paco) nadie molesta a los turistas, hay algunas escaramusas entre ellos pero la fuerza militar los ignora, evidentemente solo actúa en caso que molesten a turistas. Llegamos al bar del centro de la plaza donde estaban tocando en vivo y cuando íbamos caminando hacia allí Julian dijo que creyó ver a Solange que caminaba a pocos metros de atrás, yo la vi pero me pareció que no era ya que era una mujer muy bien vestida y arreglada para una noche de paseo. Sin embargo mientras miraba con Mari la banda alguien que ya me había reconocido me tocó la espalda y cuando me dí vuelta estaba allí Solange que primero vió a Mari e inmediatamente empezó a buscarme alrededor . Estaba hermosa, arreglada para disfrutar la noche y lo primero que hizo fue tomar mi mano y sacarme a bailar. Hay momentos que sobran las palabras. Me hizo señas para que yo fuera sintiendo el ritmo y termine bailando feliz y ni yo misma sabía como se movían tan rápido mis piernas cuando vio que ya podía hacerlo sola me dejó y sacó a Mari. Aún hoy me estremezco cuando recuerdo aquel momento de felicidad. Un rato después la orquesta terminó su show y Solange nos sugirió lugares donde cenar unos acaraje e incluso me llevó hasta un lugar y le dijo a su dueña que nos atendiera bien. Le agradecimos mucho. Incluso su recomendación para que no tomáramos una calle que bajaba hacia la ciudad muy especialmente.Este encuentro no hizo otra cosa que darle mas magia a la noche. Decidimos igualmente no cenar arriba, ya era un poco tarde, en invierno los restaurantes como mucho cierran a las diez y media de la noche y andábamos con ganas de una buena cena y no de boliños así que volvimos a Barra a cenar en Portal del Mar nuevamente porque tenía una excelente cocina. Esa noche nos sentíamos muy felices. Pensamos que nada podía superar tanta alegría pero evidentemente en este tema la ciudad era sorprendente,. Creo que Salvador te va envolviendo en un clima especial y si te dejas llevar se produce una comunión inigualable.
Al otro día, lunes, y nuestra última jornada en Salvador nos levantamos temprano para regresar a las playas de Ribeira. De camino compramos unas frutas en unos puestos callejeros. Paramos unos diez minutos en el Mercado Modelo a comprar unos recuerdos de último día y por supuesto bajaron Mari y Wally quien volvió corriendo escapando de su amigo "Pedro" ( ver crónicas anteriores) parece que no se olvidó de él y apenas lo vió se acercó a venderle y Mari lo llamó a los gritos,entonces Wally le prometió que luego de hacer las compras con "su mujer" y Pedro le pidió que fuera "hombre de palabra" y él asintió. Allí sigue Pedro esperando y calculo que aunque pasen años cuando volvamos al Mercado Modelo de Salvador allí estará Pedro esperando a Wally.
Y por supuesto volvimos al mayorista de bebidas en el barrio de los miles de cables en el cielo y un aire, por lo menos, inquietante. Pero esta vez me animé tímidamente y le dije a Juli que estuviera atento que iba a bajar un minuto. Empecé a trasmitir en vivo por Facebook con el Iphone en mano, caminé hacia la calle de la esquina frente a donde Wally y Mari estaban comprando cervezas. Mientras filmaba comencé a notar que un muchacho alto me miraba mal e incluso hacía señas a alguien de arriba de una casa con su celular. Inmediatamente volví al auto y le comenté a Juli que me dijo que no me preocupara que tenía la remera con el logo del lugar donde compraban la cerveza pero seguía mirándome mal. Juli empezó a dudar y yo  me subí al auto empecé a sugerirle que volviera a girar el auto para salir a la avenida como el dia anterior cuando ambos nos dimos cuenta que este hombre me estaba diciendo que ahí no podía filmar....Ahhhh.....con el pulgar hacia arriba le insistí en que ya no filmaría y corte abruptamente la filmación y subí la ventanilla. A los pocos minutos lo veo al lado de mi ventana tratando de ver si seguía filmando desde adentro. Y entonces baje la ventanilla y con una sonrisa le mostré las dos manos. Siempre tenía cara de asesino de película yanki. Unos minutos después llegaron Wally y Mari que no tomaron muy en cuenta nuestra anécdota y se pusieron a llenar la heladerita con la misma parsimonia del día anterior mientras el grandote seguía mirándome fijo. Al fin unos minutos después salimos hacia la playa que estaba a pocas cuadras. 
Cuando llegamos al bar de la playa donde habíamos estado el día anterior estaba cerrado, retrocedimos unos cien metros porque vimos un bar que parecía abierto y tenía pizza, tampoco abría los lunes pero al lado en un bar que no lucía cartel pero se llamaba La Vitrola tuvieron la amabilidad de colocarnos una sombrilla en la playa con mesa y sillas. Su mozo de nombre nombre Savonech ( no se bien como se escribe) nos invitó a disfrutar sin ningún temor del lugar ya que había justo en la puerta unos muchachos que asustaban un poco o nosotros veníamos comiéndonos una trhiller. 


Tratamos de hacerle caso. Ese día no había literalmente nadie en la playa y era cerca del mediodía. Mientras esperábamos el primer pedido de bolinhos (los mas ricos de Salvador y hemos probado suficientes) nos turnabamos para entrar al agua e incluso mirábamos cada tanto a los pibes que se acercaban demasiado a nuestra mesa. En un momento salió del bar un señor que dijo ser el dueño y nos invito a disfrutar el día sin preocuparnos en absoluto por la seguridad ni por esos muchachos ni por nada . Dijo entren todos al agua, dejen las cosas aca que Savonech estará atento cuidando todo. Acá no pasa nada. Y tampoco en el agua ya que hay peces y caballitos de mar que podrán ver cuando nadan....ni siguiera hay erizos, nunca se ha visto un erizo! Yo tomé mi teléfono y le mostré el que tenía en mi mano filmado el día anterior en la playa a unos metros de allí y no lo podía creer! Y ahí nos relajamos, notamos que este hombre se acercó a los pibes y les dijo algo que seguramente sería que no molestaran. Y nos olvidamos de todos. El agua era calma y no había nadie , solo podíamos ver el navío en el horizonte que permanecía en el mismo lugar que el día anterior y las barcas de pescadores. Allí nadamos un rato mientras los peces se nos cruzaban sin necesidad de hacer snorkel ni nada. En un momento vimos venir muy desde lejos un kayak blanco y al lado otro muchacho nadando. Llego hasta la orilla y trajo cangrejos y buzios.
Savonech nos trajo el cangrejo vivo a la mesa para que lo viéramos. ¿Quieren que se los cocine? preguntó y por supuesto que aceptamos. Un rato después comíamos esa carne exquisita y nos enseño a comer las patas. Al rato llegaron los buzios y fue el turno de Andrese de enseñarnos a comerlos sacandole el estomago. Eran exquisitos a pesar de a primera experiencia en que me lo comí con estomago lleno de arena y todo. Un rato después nos trajo un vaso de vodka y gajos de una naranja alimonada para compartir, y luego vinieron los camarones y así fue sucediendose la tarde. El bar tenía una colección de vinilos y se escuchaba en su "vitrola" una bandeja moderna Santana, Michel Jackson entre otros. En un momento fui con Juli y filme la cocina en vivo y le pedí Caetano y la señora que atendía adentro lo puso enseguida. Me mostró sus artesanias hechas con caracoles que eran bellísimas. Volvimos a la playa para seguir disfrutando y mientras la voz de Caetano Veloso inundaba el ambiente el sol volvió a ponerse pintando el cielo de naranjas y grises y el mar se volvió de plata. Era lo mas parecido a la perfección que hayan percibido mis sentidos. La caída del sol marcaba el ocaso de nuestro viaje a Salvador y empezó a inundarme la tristeza. 

Mientras juntabamos las cosas yo fui a cambiarme la malla al auto por ropa seca y a guardar cosas. Julian vino hasta el auto y juntos mirando el horizonte nos embargó la melancolía. Recuerdo que me dijo "con un día mas me conformo no quiero irme hoy"y yo me estremecí de esa mezcla de nostalgia y tristeza pero también de alegria que describe ninguna otra palabra mejor que Saudade. 
Unos segundos después vemos venir a Mari llorando y diciendo " ahora si que esta ciudad me conquistó, ahora quiero volver" y Walter nos cuenta que Nancy le regaló  un hermoso fanal con caracolas que tenía de adorno en su coqueto baño. Y que además Mari la abrazo y le dió un beso. Las lagrimas de Mari fueron la muestra mas cabal de lo que puede el corazón generoso y alegre de un bahiano. Vivimos in crescendo cada día y cuando amábamos ese lugar como a una primera novia  llegó el momento de volver.  Yo supe en ese mismo instante mientras rodaban las lágrimas en mis mejillas que volvería a Bahía porque era  muy larga la lista de cosas pendientes. En un mes, en  un año en diez una tarde soleada volvería ver  caer el sol sobre el mar de la Bahía de Todos los Santos escuchando la voz de Caetano desde "la vitrola", brindando con Caipirinha preparada por Savonech. 
Un día , vaya a saber cuando, Solange volverá a mi encuentro, Nancy le regalará caracoles a Mari, Pedro perseguirá a Wally y nuestra Paquita portuguesa le dirá en tono imperativo a Juli " en cien metros gira a la izquierda en Sete de Setembre mientras que la hermosa y nivea  sonrisa de la bahiana Victoria lo esperará en el Pelourinho. 
Una vez mas un lugar de este mundo nos volvió mas humanos e iguales, de eso se trata viajar con el corazón abierto. Nos fuimos a mirar las luces de la Bahía desde Montserrat y en el Ponte de Humaitá para ponerle el broche de oro a esa jornada. 
 Gracias a todos los bahianos que en este viaje nos ofrecieron su corazón y su alegría. 
El personal del Gran Hotel Da Barra, Claudio de la Playa de Barra, Claudio el artesano del macramé, El histriónico Victor de la playa de Barra, Eu Paleta el inolvidable vendedor de helados.  El cuida coches de la puerta del Mercado Modelo, Pedro el amigo de Wally, la masajista de la plaza del Mercado Modelo, la bahiana del museo, Joan nuestro guia por el centro histórico, la gente de Brasil Receptivo por su excelente transfer, la atención de la recepcionista de Localiza rent a car, los mozos de cada restaurante que pisamos El loco fanático del rock nacional argentino del supermercado de Barra .  Y muy especialmente a la gente del Bar La Vitrola que jamás olvidaremos. Al igual que a Solange. 
Hasta siempre Salvador de Bahía.....volveremos a amanecer en tus brazos!


martes, septiembre 13, 2016

Salvador de Bahía (Parte 3) : Praia do Forte, Proyecto Tamar y la noche en Rio Vermelho

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños , haciendo cosas pequeñas, puede salvar el mundo" Eduardo Galeano 

El sábado a las nueve de la mañana arrancamos el día con el auto para visitar Praia do Forte, una pequeña ciudad a unos 70 km al norte de Salvador , frente al Océano Atlántico y rodeada de la Mata Atlántica. Si bien la autopista es excelente resulta lenta debido a las máximas permitidas y a los constantes cruces por lo cual llegamos bastante cerca del mediodía. Nos llamaron la atención en el camino los puentes colgantes sobre la autopista para cruzarla caminando. No son para cualquiera!

Una vez en Praia do Forte visitamos el Proyecto Tamar antes de ir a instalarnos a la playa. Hicimos algunas compras por el pueblo que es realmente pintoresco y bonito. Es una aldea rodeada de palmeras y tiendas coloridas y caras. Tiene una pequeña capilla sobre la playa que se dibuja en el paisaje como un cuadro. Mientras caminábamos por las calles no hacíamos mas que enamorarnos del lugar. 

PROYECTO TAMAR ; QUE TAREA REALIZAN

Con el objetivo de salvar las tortugas del mar de la extinción se creó este proyecto proteccionista. Un tema de importancia para su logro fueron las luces y faroles de los establecimientos turísticos cerca de la playa. Estas luces son perjudiciales para las tortugas recién nacidas porque las hacen caminar en la dirección contraria al confundir estas luces con el sol naciendo del mar. 
Todo esto ha contribuido a que la población de las tortugas del mar haya aumentado considerablemente en los últimos años. Desde su creación, el Tamar invierte recursos humanos y materiales para adquirir el mayor conocimiento posible sobre la biología de las tortugas marinas que se producen en Brasil, dando prioridad a la investigación aplicada para resolver los aspectos prácticos para la conservación de estos animales. Conocido por gran capacidad migratoria, con un largo ciclo de vida, las tortugas son todavía un misterio para los investigadores de todo el mundo.En la cría, las playas de anidación se controlan todas las noches durante los meses de septiembre a marzo, en la costa, y de enero a junio en las islas oceánicas por los pescadores contratados por Tamar, llamados tartarugueiros, así como los alumnos y ejecutores de bases. Se lleva a cabo patrullas nocturnas para atrapar hembras acto postura, observar el comportamiento del animal durante el desove, registrar los datos morfométricos y recoger material biológico para su posterior análisis genético. Los investigadores monitorear los nidos en los lugares de puesta a sí mismos, o transfieren algo que se encuentra en zonas de riesgo a lugares más seguros en la misma playa o la incubación rodeada, expuestos al sol y la lluvia completa en los próximos bases de investigación playas. Están hechas marcado y la biometría hembras, nidos y huevos. En las áreas de alimentación, el seguimiento está casi todo hecho en el mar, a menudo cerca de las actividades de pesca con técnicos incorporados. Los pescadores se les aconseja para salvar las tortugas que se encuentran atrapados en redes de enmalle, recintos, corrales y otros métodos de pesca. Estas zonas registran alta tasa de captura incidental de la pesca costera. 

Tanto las zonas de desove como la alimentación, el marcado se hace de los animales vivos que se encuentran: todos reciben un anillo de metal en las aletas delanteras, para la identificación y estudio de su desplazamiento y hábitos de comportamiento, así como los datos sobre el crecimiento y la tasa de supervivencia.
Sobre la base de una estrategia múltiple, programa de conservación del medio ambiente Tamar interactúa con otros actores sociales involucrados y las comunidades , el apoyo a la sostenibilidad de las acciones a largo plazo . Esto se debe a que el equipo Tamar dio cuenta de que tenemos que mirar primero en la gente , de modo que sean capaces de proteger la naturaleza , el mar y las tortugas marinas . La gente local es esencial en el proceso , ya que puede influir directamente en las condiciones del hábitat de estos animales , reduciendo la presión sobre los ecosistemas y especies .

www.tamar.org.br


TORTUGAS EN PELIGRO DE EXTINCION: CAUSAS

Las especies en peligro de extinción, animal o vegetal, son los que están en riesgo de desaparecer en un futuro próximo. Numerosas especies se han extinguido en los últimos millones de años, debido a causas naturales, tales como el cambio climático y la incapacidad para adaptarse a las nuevas condiciones de supervivencia.
Pero hoy el hombre interfiere de manera decisiva en el proceso natural de extinción de las especies, a través de acciones como, por ejemplo, la destrucción del hábitat, la explotación de los recursos naturales y la introducción de especies exóticas (procedentes de otros lugares). Estas y otras acciones que provocan la desaparición de especies en las tasas nunca vistos en la historia humana.
Las cinco especies de tortugas marinas que se encuentran en Brasil aún están amenazadas de extinción, de acuerdo con los criterios de las listas brasileñas y globales de las especies amenazadas. De los cinco, cuatro ponen sus huevos en la costa - y porque están más expuestos, son los más amenazados: boba (Caretta caretta), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), olivo (tortuga golfina) y de cuero (Dermochelys coriacea).
La tortuga verde (Chelonia mydas) es menos expuestos porque el desove principalmente en las islas oceánicas (Atolón das Rocas, Fernando de Noronha y Trindade), donde la depredación humana está más controlada, lo que contribuye a la estabilidad de su población.
De cada mil nacidos, sólo uno o dos puede alcanzar la madurez. Hay numerosos obstáculos que enfrentan para sobrevivir, incluso cuando se convierten en adultos y juveniles. Pero más allá de los depredadores naturales, las acciones del hombre son algunas de las principales amenazas para las poblaciones de tortugas marinas, entre ellas las siguientes: la pesca incidental a lo largo de la costa, con redes de enmalle, y en alta mar, con anzuelos y redes de enmalle de deriva; la fotopoluição; el tránsito de vehículos en las playas de anidación; la destrucción del hábitat de desove por la ocupación desordenada de la costa; contaminación de los océanos y el calentamiento global.

1. Amenazas Naturales / Amenazas Naturales

2. Amenazas artificiales  causadas por el hombre:

    La caza y la recolección de huevos / la caza de tortugas y huevos de cosecha
    la pesca incidental de captura incidental. 
    El sombreado y la  Iluminación artificial
    Los vehículos de tránsito en la playa
    Contaminación 

3. Las enfermedades

Nos tocó presenciar este momento: 


Mientras estuvimos recorriendo el lugar y viendo las diferentes tortugas en piletas o acuarios en recuperación llegó esta tortuga de aproximadamente 30 años con un anzuelo clavado en el esófago y con dificultad de recuperación pero la gente del proyecto trabajaba con mucho ahínco para salvarla. Es duro ver como el hombre tiene que esforzarse para salvar los daños que él mismo produce como especie. 

Es muy interesante y loable el trabajo de este grupo y vale la pena visitar y sobre todo llevar a los niños para concientizar sobre esta situación. Por otro lado se puede tomar contacto directo con tortugas marina de toneladas de peso, rayas gigantes, y otros animales acuáticos. La pileta donde se encuentran las tortugas recién nacidas es increíble....parece de dibujo animado!

Nos fuimos muy contentos del lugar, hacía mucho calor sobre todo cuando se abría el sol entre las nubes gigantes. Compramos algunas cervezas y entre bolinhos y acarejes almorzamos en la playa bajo palmeras altísimas. El mar allí es intenso pero igualmente cálido. La zona es mas ventosa por estar en mar abierto. Las playas tienen muchas piedras enormes y realmente no tanta arena al menos esa tarde tal vez tenga que ver con la marea. Estaba el mar muy agitado y no pudimos salir embarcados a navegar para ver las ballenas jubarte debido al clima. Aprendimos igualmente que cada ballena tiene en su aleja de la cola una especie de huella digital ya que ninguna es igual a otra. Los investigadores y quienes pertenecen al Instituto de la Ballena Jorobada salen

con estos barcos a fotografiarlas y llevan estadística y cálculo de la cantidad que va migrando en distintas épocas del año. Recomendamos que si desean hacer el avistaje lo hagan unicamente con los lugares autorizados por este instituto de investigación. 

http://www.baleiajubarte.org.br

Luego del día de playa retomamos camino y solo hicimos un stop en el camino para tomar un cafe en una estación de servicios. Al llegar a Salvador nos encontramos con una noche cálida y estrellada así que nos cambiamos y nos fuimos a cenar al lugar de mayor movida gastronómica y festiva de la zona en Rio Vermelho. Allí al lado del mar un bar al lado del otro, plazas llena de gente bailando y escuchando música, fast food de acaraje, y toda la alegría de Bahía. 
Cenamos en uno de los bares una vez mas cocina afrobrasileña con mucho pescado y marisco. A la salida caminamos por las veredas de bellas decoraciones negras y blancas hasta la playa . Desde la costa se puede ver una panorámica de la bahía con las luces de la ciudad y desde la playa llena de barcas nos sacamos fotos en una noche de esas elegidas, para no olvidarlas y para guardarlas en el corazón como una verdadera joya. 

Les dejo un video de tomas fotográficas con música de Gilberto Gil para que disfruten!


viernes, septiembre 09, 2016

Salvador de Bahía Parte 2 : formando parte de la misma locura


 "No hay ciudad como ésta, por más que se la busque por los caminos del mundo. Ninguna con sus historias  con su lirismo, su pintoresquismo, su honda poesía. En medio de la terrible miseria de las clases pobres nace la flor de la poesía, porque la resistencia del pueblo está mas allá de toda imaginación. De él, de ese pueblo bahiano, viene el lírico misterio de la ciudad, misterio que completa su belleza." Jorge Amado "Bahía de todos los Santos"


Nuestro cuarto día en Salvador teníamos reservado un auto por los días siguientes que devolveríamos en el aeropuerto la noche que abordáramos el vuelo de regreso. Temprano desayunamos para tomar un taxi hacia la rentadora Localiza que nos aguardaba. Allí retiramos sin inconveniente el auto pero como no tenía GPS decidimos habilitar mi celular por el costo de siete dolares diarios de Movistar  y utilizar el servicio de Waze lo que fue un verdadero acierto ya que la ciudad está distribuida en medio de morros y tiene muchas autopistas llenas de rulos. Afortunadamente gracias a esta decisión y al gran Julian al volante ( el único que pasaba el control del alcoholemia) no nos perdimos nunca.
La mañana estaba inestable y decidimos visitar el Mercado Modelo. De camino pasamos por el Dique de Tororó  que es el único manantial natural de la ciudad. Fue elevado por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional a monumento, comúnmente denominado de Dique, y que posee un embalse de 110 mil metros cúbicos de agua. Está delimitado, actualmente, por el barrio de Tororó en su margen izquierda y al Norte, por el Estadio Octávio Mangabeira ( Estado Arenas de Bahía)
El término "tororó" viene del término tupi tororoma, que significa "jarro" (de agua).
En la época de la Colonia, el dique delimitaba el límite norte de la Ciudad Alta de Salvador, entonces capital de Brasil. Esa estructura, con función defensiva, que había sido erguida por los gobiernos generales, entre el final del siglo XVII y mediados del siglo XVIII, para la defensa complementaria de los límites de Salvador.
Hoy en día es una zona deportiva y de ocio bien arbolado. Cuenta con un anfiteatro , centros comunitarios , botes de pedales , restaurantes , y doce esculturas de deidades orixas firmados por el artista Tati Moreno . Los dioses están representados Iansa , nana , Ogun , Oxalá , Xango , Yemanjá , Oshún y Oxóssi . Los chorros a lo largo de los orixas , además del efecto decorativo, buscar oxigenar el agua.
Llegando  barrio bajo pasamos por la enorme escultura llamada Monumento a Mario Cravo situado en el Comercio ,frente al Ascensor Lacerda , lleva el nombre del escultor, pintor, grabador y diseñador Mario Cravo Junior, nacido en Salvador el 13 de abril de 1923. Clavecín es parte de la primera generación de artistas modernistas plásticos Bahía, reúne numerosas exposiciones , premios, esculturas en espacios abiertos en muchas partes de Brasil , y obras adquiridas por museos internacionales .
Apenas llegamos a la puerta literalmente del Mercado Modelo se acerco un "cuidacoches" y nos dijo que lo estacionáramos allí que el se ocupaba de cuidarlo. Era el único auto en medio del centro y sobre la avenida en una de las puertas principales. Realmente dudamos un poco pero decidimos creerle. Entrar al mercado fue una pequeña odisea porque nos ofrecían todo tipo de productos. Apenas adentro hay un bar de comida al paso con todo tipo de cocina típica y prometimos formalmente volver a comer un rato después. Walter quedó demorado por algunos vendedores como era habitual y mientras nosotros nos adelantamos a ver los puestos. Se trata del mayor mercado de artesanías de Brasil, que en sus más de 250 locales, reúne las mejores creaciones de la cultura y tradición africana y brasileña. Si bien en sus comienzos se comercializaban alimentos, hoy lo que más se venden son las típicas ropas bahianas de colores blancos y tonos crema, servilletas, camisolas, pantalones, ropa blanca, vasos, tazas, collares, pareos, máscaras, instrumentos de percusión y souvenir de todo lo que se te ocurra muchos también con el símbolo de Olodum.  Sorprende su construcción de estilo neoclásico, que tras los incendios de 1969 y 1984, fue dos veces reconstruido, la segunda respetando el estilo original del edificio. Está localizado en la Plaza Cayru, en la ciudad baixa de Salvador, próximo al conocido elevador Lacerda y la iglesia Conceicao da Praia.

Cuando nos alcanzó Wally ya tenía dos collares colgados y un silbato de madera con una especie de rostro afro muy divertido. Además me traía un collar con un berimbau muy bonito. Es un instrumento de cuerda percutida parecido al arco musical, hecho de una vara de madera flexible y un alambre, a los que se agrega una cashishi y una calabaza, que hace las veces de caja de resonancia. También puede ser simulado con una goma la cual se toca desde una posición bucal.Es de origen africano. Su uso tradicional está documentado ampliamente en toda África subsahariana, recibiendo distintos nombres en las diferentes lenguas y culturas del vasto continente
Este instrumento fue llevado por los esclavos angolanos a Brasil, donde se utiliza para acompañar una lucha acrobática llamada capoeira.
A parecer Wally se había hecho de un amigo llamado Pedro de quien a partir de ese momento trataría de huir porque le morocho era un vendedor increíble que relataba la cantidad de hijos que debía mantener de un modo surrealista.
El Mercado Modelo es un lugar imperdible por su colorido y su ambiente en el que uno puede vivir las situaciones mas divertidas, insólitas y extrañas que se imagine especialmente a la hora del regateo.


En nuestro permanente plan de evitar a Pedro salimos por la calle que está frente al Elevador  Lacerda y si bien casí no llovía el cielo permanecía encapotado. Cruzamos la plaza que nos trajo un perfecto dejavu de Lisboa y subimos al elevador que tiene un costo de centavos y al llegar arriba, la ciudad alta, el Pelourinho en la Plaza del Cé nos regala una vista panorámica como pocas de la Bahía de todos los Santos y allí nomas mientras transmitimos en vivo para Facebook salió el sol y nos regaló mas belleza al paisaje. Allí hay un enorme monumento con la forma de una cruz indicando el lugar donde alguna vez existió la catedral. Allí también está el Museo de la Mujer Bahiana, una de ellas con sus trajes típicos nos invito a visitarlos y no tiene costo la entrada pero se sugiere una contribución voluntaria o alguna compra. Es un lugar muy cálido donde se pueden observar las mismas ropas que existen y usas desde la esclavitud, La vestimenta de las baianas sigue siempre el mismo patrón: faldones anchos, blusones y pañuelo en la cabeza. Según la ocasión usan unos colores u otros: por ejemplo, el blanco y los bordados son usados en celebraciones religiosas (cuanto más bordado, más elegante), el blanco y rosa los usan las mujeres en ritos de iniciación religiosa, las faldas estampadas y muy coloridas son usadas en fiestas (sambas, etc.). Uno de los trajes, compuesto por falda negra recta, blusa blanca y muchos collares, representa a las mujeres no esclavas que se unieron, reuniendo su propio dinero y el de otros, para liberar a los esclavos; hasta el día de hoy, se celebra una fiesta anual en su honor. 


Allí Mari compró un pañuelo que la bahiana le colocó con mucho amor en la cabeza y yo llevé uno igual para mi hija. Las bahianas son las que preparan y venden el Acarajé . uno de sus principales motivos de sustento hoy. Alli se exhiben también algunos objetos de trabajo y la receta del acaraje. Un pequeño rincón para hacer una parada antes de zam                      bullirse en el centro histórico. Mientras caminábamos un señor se nos acercó a preguntarnos si eramos argentinos y nos contó que era italiano. Por esas cosas de la tecnología yo estaba saliendo en vivo por la red social y se habían sumado a la trasmisión dos amigas italianas.  Este señor ya jubilado el hombre nos contaba acerca de su vida y tal cual lo describo nos paró con mucha simpatía a conversar. Italiano, Argentino, Brasileño, todo en Bahía puede suceder.....o mejor dicho...Sucede!!
Apenas llegamos a la plaza en dio del centro histórico unos muchachos tocaban y bailaban capoeira. Unos segundos después allí estaba Mari con su pañuelo de bahiana y Wally en patas aprendiendo a bailar. Solo puedo decirles que tal momento ha quedado inmortalizado en un vídeo que mas abajo podrán disfrutar. 
Julian tenía hambre y ya que no quería mas stop! y eso realmente difícil, mientras lo escribo me río como loca porque esos momentos eran de otro planeta. Anduvimos un buen rato disfrutando de la mejora del clima caminando por esas calles y decidimos volver a comer unos boliños al lugar donde habíamos ido el primer día. María del Carmen recordó cada cuadra caminada y nos llevó hasta la puerta del lugar. Cuando emprendimos la vuelta para bajar comenzaron a encenderse los faroles de las calles y las luces de algunas tiendas y apareció ante nosotros otros Pelourinho y otro deseo volver pero de noche.
Mientras bajábamos por el ascensor de Lacerda me preguntaba si el auto todavía estaba allí....si Pedro estaría esperando a Wally y si lograría comprar alguna lembranza que había elegido. Las tres cosas fueron afirmativas. Pero nos faltaba un detalle cuando fuimos a cruzar la plaza para entrar al mercado veo que una mujer que parecía haber venido caminando de atras con todos los que bajamos del elevador y  se acerca a Wally y le dice que camine mas derecho, y sin que nadie le pregunte ni le hable comienza a hacerle masajes en los brazos.....la mujer además encara a Julian y lo agarra de espaldas con los brazos y lo levanta en el aire...no sabíamos que pasaba, creemos que buscaba ganarse algún dinero como masajista pero le agradecimos y seguimos de largo. No podíamos parar de reírnos, la imagen de Juli en el aire aún me deja destartalada de risa. En el mercado compramos lo pendiente y afortunadamente nuestro auto seguía allí, mientras el mercado iba apagando sus ultimas luces y Pedro firme perseguía a Wally con las historia de sus hijos.
Para saber si Pedro encontró a Wally y muchas otras cosas mas....habrá una tercera parte! 




viernes, septiembre 02, 2016

Salvador de Bahía (parte 1) acercamiento al corazón bahiano.

"Un pueblo bueno, amigo de los colores chillones, bullanguero, manso y amable. que se admira fácilmente, acogedor y demócrata. Bajo un cielo de admirable limpidez, en la orilla del mar o en la montaña, donde siempre corre una acariciante brisa, vive el pueblo mas dulce de Brasil. En la ciudad de Salvador de Bahía." Jorge Amado 

Nos vamos para Bahía. 


Hacía tres meses que veníamos programando este viaje con Julian y María del Carmén, cuando compramos los pasajes y se los regalé a Wally de sorpresa para su cumple en junio. Ese mismo día mi hija  nos regaló el libro de Jorge Amado "Bahía de todos los santos". Fue especialmente para mi un camino directo a comprender lo que luego viviríamos cuando lo leí. Este viaje lo palpitamos día a día con mucha ansiedad. Una semana en el nordeste brasileño para cortar el mas frío otoño/invierto porteño que recuerde era una gran idea.
Salimos de Buenos Aires hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con destino a Salvador de Bahía cantando los hits que versionaron Juli  y Wally durante los meses previos al son de "Nos vamos para Bahía". Antes de abordar el avión brindamos con champagne y paseamos un ratito por el Duty Free. Al abordar el avión hicimos nuestra primera transmisión en vivo para Facebook que luego serían habituales a lo largo del viaje y una experiencia muy especial y enriquecedora. 
El  vuelo de Aerolíneas Argentinas aterrizó puntualmente diez minutos antes de la dos de la madrugada. Allí un transfer de la empresa Salvador Receptivo nos recibió para trasladarlos a los cuatro al Gran Hotel da Barra del barrio homónimo. La salida del aeropuerto es muy bonita ya que se genera un túnel de cañas altísimo que permiten intuir el verde intenso que Brasil regala a sus visitantes.  Unos veinte minutos después estábamos mirando el mar y la insinuada bahía de Barra entre dos fuertes de los tantos que tiene la ciudad que alguna vez debió protegerse de tantos conquistadores.
La vista de nuestro balcón era espectacular incluso de noche y el sonido del mar prometía convertirse en un arrullo toda la semana. El cielo estaba encapotado y pronóstico no era el mejor. Al otro día vendría a buscarnos un guía para mostrarnos el centro histórico y la iglesia de San Francisco.
El calor de la madrugada nos invito a tomar la primera cerveza los cuatro juntos en la habitación con unos sanwichs riquísimos del servicio del hotel. Nos fuimos a dormir un rato después felices y con la panza llena.
Como cada día salte de la cama para mira por el balcón el mar y el cielo. Llovía y sin embargo había a media mañana gente en el agua. La vista del lugar de día era a pesar de la lluvia bellísima.
Barra es una de las zonas mas seguras y populares de Salvador. Sus playas en verano están atiborradas de gente. Sobre la costanera se sucedes bares y restaurantes para todos los gustos y se está a mano de todo lo que se puede necesitar. Además por supuesto que por encontrarse en la punta de la Bahía de todos los Santos el sol se pone sobre el mar causando un espectáculo que no tiene precio.

Pelourinho
Al mediodía llegó nuestro guía de nombre "Joan" que amablemente nos mostró los lugares mas importantes de la ciudad y subimos al centro histórico llamado Pelourinho. Servicio solo para nosotros tomado de Salvador Receptivo.   
La historia del barrio está íntimamente ligada a la historia de la propia ciudad, fundada en 1549 por Tomé de Sousa, primer gobernador general de Brasil (cuando Juan III de Portugal era el monarca reinante), que escogió el lugar donde se localiza el Peourinho por su ubicación estratégica -a lo alto, cerca del puerto y de la región comercial y con una barrera natural constituida por una elevación abrupta del terreno, verdadera muralla de hasta 90 metros de altura por 15km de extensión- facilitando la defensa de la ciudad. Se caracteriza por su arquitectura colonial barroca portuguesa. El Pelourinho es considerado el Alma de Bahia, ya que la cultura de esta ciudad está reflejada en sus calles y colores. Pelourinho fue designado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y posee más de 800 casonas de los siglos XVII y XVIII. Aquí se respira la historia de la ciudad con sus colores y arquitectura.El Pelourinho está compuesto de calles estrechas, en subida y con pavimento de adoquines y se lo considera uno de los puntos más visitados de Bahía. Ese día lluvioso no impidió que viéramos su belleza sin igual. Que no percibiéramos algo especial respirando la historia y disfrutando del excelente guía que nos acompañaba. Se sube de dos maneras por el famoso elevador de Lacerda o por las calles que suben desde la Baixa ( barrio bajo). Así lo hicimos nosotros esta primera vez. Con Wally tuvimos un dejavú de Lisboa, La influencia portuguesa es descomunal. 
El guía nos aconsejó a quien comprarle pilotines de lluvia y compramos cuatro. Yo por supuesto no me lo puse. Quienes siguen este blog saben que me gusta muchísimo caminar bajo la lluvia cuando no hace frío y ese día era ideal. Desde adolescente conservo esa manía. Suelo incluso a modo de terapia salir a caminar cuando hace calor y llueve. Estar allí me resultaba placentera la lluvia tropical y además me divertía ver que cada vez que se ponían los pilotos paraba de llover cosa que sucedió prácticamente todo el día. 

Convento e Iglesia de San Francisco 
Visitamos primero el convento y la  Iglesia de San Francisco. Los frailes de la Orden Franciscana llegaron a Salvador en 1587 y pronto construyeron un convento y una iglesia, pero estos fueron destruidos durante las invasiones holandesas de Bahía en el siglo XVII. Las obras en el convento actual se iniciaron en 1686 bajo el Padre Vicente das Chagas siguiendo un diseño grandioso que tardó décadas en completarse. Los ricos comerciantes de azúcar comenzaron la construcción de este establecimiento religioso a principios del siglo XVIII y tardaron 66 años en finalizarla (de 1686 a 1752). Luego la Iglesia atravesó diversas restauraciones durante el siglo XX. La historia dice que estos comerciantes utilizaron 100 kg de oro para adornar el templo, cuya capilla se encuentra completamente cubierta de este mineral, que permite definir su estilo barroco. Además, su fachada está decorada con azulejos amarillos y azules de origen portugués. Su techo, con pinturas ilusionistas, convierte la cubierta de la Iglesia en uno de los cielorrasos más lindos de Brasil. La iglesia se encuentra en el Terreiro de Jesús y fue nominada para ser una de las Siete Maravillas de Brasil. Se la puede visitar de lunes a domingo de 8 a 17 o los domingos de 7 a 12. Es muy importante visitarla con un guía para poder apreciar su valor y su historia. En nuestra visita Joan dijo que es la iglesia hecha en oro única en esa cantidad en el mundo, yo le sugerí que la Catedral de Sevilla podría superarla pero es cierto que en ese caso es el Retablo Mayor y no la iglesia completa. De todos modos me queda la duda de cual tiene mas oro. Al menos este quedó en Sudamérica! Es una paradoja que una iglesia franciscana tenga tamaña ostentación teniendo en cuenta los votos de pobreza y humildad del santo fundador de la orden religiosa. Mas allá de esas cuestiones es notable la belleza artística tanto en el trabajo en oro como en los tallados de madera. El convento cuenta con un cementerio que obviamente era para quienes disponían de aporte de dinero y salas llenas de historia y arte. El patio central esta rodeado de una galería con paneles de azulejos portugueses que cuentan distintas historias de acuerdo a máximas de pensadores greco romanos referidas a distintas virtudes. Algunos lamentablemente en franco deterioro a pesar de ser muy valiosas obras de arte. 
Salimos del convento y caminamos por las calles junto a Joan que nos contaba sobre los estilos aquitectónicos del lugar. 
Visitamos una casa de artículos de diseño propio en el estilo bahiano donde Wally me regaló una funda para el Iphone única. Allí compramos remeras y conocimos a Verónica una joven y  bellísima negra bahiana vestida con sus trajes típicos que nos preguntó si éramos de Córdoba porque al parecer tenía una amor cordobés. Hecho que se repitió muchas veces en la semana. Evidentemente hay muchos cordobeses que visitan este lugar.  
Luego seguimos recorriendo las calles y algunas tiendas debido a que por momentos caía algún chubasco. Nos llamó la atención una casa de joyas que atendía una argentina. Allí trabajos magníficos de oro y piedras preciosas que aún se extraen dentro de Brasil. El oro especialmente en Mina Gerais y alguna piedras preciosas en el estado de Bahía. Inmediatamente empezó a hacerme ruido esto de extraer oro y ver tanta pobreza. Brasil es un tesoro de riquezas naturales y claramente algo no funciona bien este mundo y es su sistema de redistribución de ganancias. A esto hay que sumarle que el crack está destruyendo a los jóvenes. 

Olodum
Volvimos a recorrer las calles y pasamos por la histórica Olodum. Se escuchaban sonar los tambores desde adentro de su escuela y lugar de ensayo. Lamentablemente los espectáculos se dan los días martes y nosotros no pudimos verlo.  Es un grupo cultural con base en la ciudad de Sao Salvador . Como actividades culturales propone actividades en su mayor parte en torno a la música; también ofrece producciones de teatro danza afro, canto, coro, informática cultural, y actividades musicales para niños. Fundado en 1979, sus objetivos declarados son combatir el racismo, fomentar la autoestima y el orgullo entre los afro-brasileños, y pelear por los derechos civiles de todos los grupos marginales. En el año 1992, el cantante, compositor y percusionista Carlinhos Brown, junto a 11 músicos de la banda Olodum, los músicos de jazz Wayne Shorter, Herbie Hancock, Bernie Worrell y Henry Threadgill y lo producción de Bill Laswell, editan el disco Bahia Black, Ritual Beating System, luego en 1995, Olodum participa de el segundo video musical del sencillo de Michael Jackson, "They Don't Care About Us" (No les importamos). Olodum cuenta con 12 albumes de estudio y 2 albumes en vivo. Su último hit ha sido la participación en el tema oficial del Mundial de Fútbol 2014, We are One (Ole Ola).

Museo Solar Ferrao 
Visitamos la colección de arte africano Claudio Masella consiste en objetos que representan a grupos étnicos ubicados en unos 15 países de África , tales como máscaras, estatuillas , herramientas y utensilios , hechas de materiales que van desde la arcilla , madera, metal y marfil . La Colección de Arte Popular reúne obras representativas de la cultura popular en el noreste. Entre las piezas utilitarias y figurativos que son , son figuras decorativas , exvotos , herramientas deidades imaginarias , juguetes y artículos para el hogar . Es realmente muy interesante esta colección privada y quien nos recibió tuvo la atención de explicarnos un poco sobre el tema y tiene ademas importantes infografías para comprenderla. La escalera de acceso de mármol es impactante y fue traido especialmente por los portugueses para lo que fuera un palacio.  Si bien el lugar tiene varios pisos y otras muestras seguimos camino por las calles del centro histórico porque había mucho para ver. 


Nos detuvimos para comer unos bollillos y tomar algo fresco en la barra de un barcito sencillo y lugareño y luego caminamos hasta la esquina donde se encuentra la Fundación Jorge Amado , el Museo de la Ciudad y el famoso balcón donde se filmó el videoclip de Michael Jackson que se identifica perfectamente por una gigantografía del genio del pop. Pero en ese preciso lugar se abre una de las postales mas bellas del Pelourinho. A pesar del cielo encapotado disparábamos sin parar las cámaras de fotos y vídeos. El colorido y la belleza eran tan increíbles que por momentos parecía irreal. 


Un rato después estábamos regresando y pasamos por el elevador de Lacerda, la ciudad baja, y en lugar de regresar al hotel dado que llovía con mas intensidad decidimos cumplir la promesa de Wally a Mari que si llovía mucho iríamos de shopping. 


El elegido fue el Shopping de Barra. 
Allí vimos uno de los peloteros para niños mas grandes que tenga recuerdo. Los muchachos se compraron unas mallas de baño, yo me comí un pretzel exquisito y luego fuimos a cenar a uno de los restaurantes ahí mismo de estilo "comida libre" que tenía buenos precios y excelente oferta de comida. Hicimos nuestra primera aproximación a la cocina bahiana con algo de tapioca y una carne exquisita de sabor muy similar al cordero que entendimos era de buey que nos sorprendió gratamente. Además de infinita variedad de verduras y especialmente una sopa de legumbres. Los muchachos y Mari tomaron cerveza Skol y yo cené con un martini dry excelentemente servido. 
Regresamos al hotel en un taxi, el pronóstico para el día siguiente no era tan lluvioso pero cuando nos fuimos a dormir diluviaba. Como cada noche quedamos en que nosotros ( los de la 237) a las 8 en punto llamaríamos por teléfono a la 241 para arrancar el día. 

Praia da Barra
Y así fue, a las 9 luego de un desayuno variado que incluía huevos, panceta, jugos, tortas, cereales, bolillos varios, etc. nos fuimos a la playa de Barra que estaba exactamente enfrente del hotel dado que el día había amanecido algo nublado pero con  sol. En Salvador hace calor todo el año , el clima es claramente tropical por lo cual no es extraño que cada tanto una nube oscura deje caer un rato agua para continuar el día soleado. 
Omití contar que el día anterior cuando volvimos del shopping , Walter fue a comprar unas latas de cerveza a un barcito que estaba a la vuelta del hotel y un muchacho se ofreció a comprarlas mas económicas y se fue con su plata y no volvió mas. 
Apenas pisamos la playa el chico en cuestión apareció y vino directamente a encarar a Walter y pedirle disculpas. En principio notamos que trabajaba de alquilar reposeras y sombrillas en la playa. Insistentemente nos ofrecía las mismas sin costo como gesto de arrepentimiento. Decidimos caminar un rato por la bahía y luego al regreso nos sentamos efectivamente en las reposeras que Claudio así se llamaba nos ofreció en compensación. Un rato después su arrepentimiento era tal que nos colmó de atenciones,
Nos trajo una heladera de telgopor con hielo y muchas latas de cerveza ( Skol obviamente) y se ocupó especialmente de que nada nos faltara. Fuera cambio para pagar algo que comprábamos, reponer hielo y cerveza, incluso nos trajo un pescado enorme que había sacado de entre las rocas con caña, algo así como una corvina y se ofreció a cocinarla. Claudio era como el dueño de la playa y su actitud servicial y su permanente esfuerzo por hacer grata la estadía hizo que le tomaramos simpatía.  Al final del día nos cobró los servicios y nos descontó la plata que le había sacado la noche anterior a Wally! La playa de Barra es segura completamente no solo por la presencia en los alrededores de policías y el antiguo fuerte en uno de los laterales de aún funcionamiento militar sino también porque los muchachos que brindaban estos servicios en la playa cuidaban su lugar de trabajo. 
Cada tanto pasaba un vendedor y ofrecía sus productos: caracoles, collares, queso a las brasas, helado, etc. Un sin fin de personajes que hacían nuestras delicias. Todos tratan de vender algo y no es su insistencia su característica sino la forma de conquistarte. Son histrionicos  y aduladores, apasionados y adorables. El desfile hizo de nuestro día un jolgorio de risas sin fin. 
El heladero que no se entendía que vendía y durante diez horas paso para un lado y para otro hasta que finalmente compramos helados sobre el fin de la tarde para preguntarle que edad tenía. Parecía un hombre mucho mayor pero los años de trabajo los llevaba bajo la piel. 
El primer vendedor de collares que se nos acercó y nos conquisto con sus halagos. Nosotras éramos para él actrices de Hollywood, demás esta decir que le compramos de todo y nos amarró las cintas de Bonfin en una escena desopilante. Todo comienza cuando alguien te regala algo que será anzuelo pero que se sostiene con la onda y la puesta en escena, En realidad luego comprenderíamos que lo que ponen en escena es su corazón apasionado y amable al mismo tiempo. 

Luego llegó el segundo Claudio, este era un personaje de rulos afro y aspecto heavy metal que nos regaló una piedra a cada uno y le puso a Wally una en medio del pecho y le pidió que levante las manos sobre su cabeza unidas en forma de rezo. Y procedió a realizar un collar de macramé....pero surgió un pequeño inconveniente.....se le había perdido la tijera. Allí lo dejó a Wally en esa posición y se fue a buscarla....la escena era surrealista. Wally esperaba allí en pose y nosotros llorábamos de risa. Finalmente alguien le prestó la tijera y le hizo un hermoso collar. Se copó en hacer unos videos con nosotros y su grito mezcla de guerrero y hard rock quedó para siempre en nuestra memoria. Un detalle: tenía dos mujeres que convivían juntos y se llevaban muy bien.....

Así fue sucediendo el día. Comimos queso a las
brasas, tomamos Skol,y finalmente vimos un atardecer deslumbrante cuando sol se puso sobre el mar como un fuego encendido que por cierto es. Y Claudio nos preparó unas caipiriñas para coronar un día memorable. 
Todo era alegría y aunque no sabíamos que esos momentos se repetirían, no por las ganas de disfrutar que teníamos los cuatro, sino porque Salvador de Bahía es sinónimo de alegría sin igual. 
Esa noche, contemplamos desde el balcón que el fuerte reflejaba imágenes coloridas sobre su fachada, nos cambiamos y caminamos por la rambla a la orilla del mar en una noche deslumbrante. Caminamos apenas unas cuadras hasta el Farol da Barra y fuimos eligiendo donde cenar. 
 Finalmente optamos para cenar una esquina sobre la misma calle, el
restaurante Portal do Mar para comer una exquisita Langosta y una moqueca de frutos de mar. Nada mas quedaba que brindar y agradecer cada minuto vivido. En apenas dos días nos habíamos acercado bastante al calor de los bahianos....no sabíamos aún cuanto nos iban a sorprender. Esa es otra historia.....y continuará!



He aquí un video que resume los dos primeros días en Salvador de Bahía !