Mostrando las entradas con la etiqueta cambalache21. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta cambalache21. Mostrar todas las entradas

lunes, abril 17, 2017

Morro de Sao Pablo: Excursión a Gamboa

"Éramos tan ingenuos. No sabíamos adónde nos llevaría el camino, no teníamos ni idea de que nos separaríamos. Playa, mar, cielo. Estaban ahí para nosotros y nada más que para nosotros. Un mundo sin fin."
Garth Stein

Nuestro tercer día en el Morro de Sao Paulo tomamos una excursión que recorría Ponta do Curral , un hermoso banco de arena desde donde se puede temer una vista del morro para continuar hacia una playa cercana a Gamboa donde una pendiente del macizo que emerge del mar ofrece baños de arcilla rosa con propiedades exfoliantes de la piel. Finalmente ya en la playa de Gamboa el almuerzo con platos bahianos, pescados y frutos de mar. La playa de Gamboa es un lugar de relajación ya que cuenta con una enorme playa de arenas blancas, aguas serenas y un paisaje de ensueño.

A la hora del desayuno encontramos en el lobby del hotel una iguana enorme y bella sobre un sillón.
La mascota de la Pousada Bahía Bacana resulto ser muy amigable y dado  mi particular amor por los reptiles disfruté mucho ese encuentro cercano.
Desde la Tercera Praia partimos una vez mas hacia el mar pero mientras  esperábamos bajo las generosas hojas de una  palmera un pequeño cangrejo amarillo nos vino a visitar. Era realmente bonito. Daba vueltas alrededor de las piernas de Mari y nos entretuvimos con la situación. Esa naturaleza animal integrada al lugar y a sus
visitantes es algo que caracteriza al morro.


Esta especie de cangrejo se llama Guaiamu de concha azul tiene
unos 10 cm. Las patas delanteras, equipadas como pinzas tienen forma desigual, una es grande y la otra más pequeña lo que les facilita llevar la comida a la boca, esto es así para los machos. . Las hembras en la época de desove toman el color del casco y los dedos en los tonos de color crema o amarillo. El macho es mucho más grande,y su coraza es de color azul. Allí estábamos frente a un Guaiamu hembra muy simpático cuando a pocos metros una lagartija se camuflaba entre la arena y alguna vegetación.
Demoramos un poco la salida porque aún no habían terminado de dejar el pequeño puerto las embarcaciones que iban a Boipeba , la que nosotros habíamos hecho el día anterior y si les interesa pueden leer en Excursión al Paraíso de Boipeba. La Prefectura controla que la  cantidad de embarcaciones y la capacidad máxima de pasajeros sea la permitida. Así fue que la marea fue subiendo y cuando nos tocó embarcar tuvimos que llegar con el agua por la cintura. Es tan placentero caminar en esas aguas límpidas y cálidas , en ese momento hasta ese barco tan pintoresco de madera que se llamaba Kiaora, nos acompañó un guía llamado Bruno que hablaba español y fue realmente de excelencia.
Navegamos hacia una barrera de corales donde hicimos la primera parada para disfrutar el snorkelling a pleno. Esta vez Julian con la Go Pro Hero  en mano nos permitió guardar el recuerdo. Con alguna de las tomas edite un video que de algún  modo evoca aquellos momentos de contacto con la barrera de corales y sus habitantes. Para mi fue algo mágico, de película, la atracción que ejercía ese mundo apenas submarino me encandiló para siempre.
Aquí les dejo el video



Un rato después navegamos en dirección a la Ponta do Curral mientras veíamos una panorámica del morro con su farol erguido y elegante en medio del mar. Y pasamos por nuestra playa donde un giro fue dejando atrás la imagen de la Primera Playa y nos dirigimos a espalda del morro a nuestra siguiente parada. Un banco de arena en medio del mar. Lo recorrimos caminando bajo el fuerte sol del mediodía y tengo aún la luz de aquellos instantes en mi retina. Era la postal de un film de corsarios. 


Y así seguimos, esta vez rumbo a Gamboa, nos detuvimos en una playa donde una altísima pared de la montaña nos ofrecía su arcilla rosa y con Mari nos embadurnamos todo el cuerpo . Los muchachos no quisieron probarla pero se divirtieron filmando la escena en que nosotras y muchas otras mujeres parecíamos de alguna tribu. 



De pronto apareció una nube que descargo su lluvia sobre nosotras que a esa altura estábamos dentro del mar enjuagando nuestra piel, que nos quedó como si fuéramos bebes. La lluvia de verano fue sumó un plus a nuestra alegría. Julian nos filmo cantando y bailando bajo la lluvia, Walter se refugió en el Bar do Peter, un parador con toda la onda del mundo que esa noche hacía una fiesta en la playa a la que nos hubiera gustado ir. 



Cuando nos embarcamos nuevamente ya el cielo estaba despejado y unos minutos después estábamos en la playa de Gamboa bajo la sombra de los cocoteros comiendo la exquisita gastronomía bahiana. Pasó un muchacho vendiendo jabones de arcilla rosa con distintas propiedades y disfrutamos de una sobremesa perfecta.



Al regreso vimos como el sol bajaba sobre la linea del mar y la silueta del morro con algunas barcazas de pescadores nos acompañó en el camino y cuando arribamos al puerto del Morro de Sao Pablo parecíamos cuatro locos con una mezcla de alegría, emoción. Ese puerto era del algún modo nuestro hogar, cada día habíamos arribado a él con la sensación de volver a casa porque el Morro de Sao Paulo te brinda la calidez y el amparo de la naturaleza misma.

Subimos la empinada cuesta una vez mas muertos de risa. Al llegar al centro tomamos fotos en un local muy peculiar lleno de esculturas locales algo bizarras en la paredes y seguimos camino a la posada.

 Con las últimas luces del día subimos a la terraza de la posada y pedimos unos tragos, yo elegí un mojito delicioso. La terraza tenía a un costado un vergel de plantas aromáticas y vi cuando el barman cortó la rama de la hierbabuena. Allí todo era azul, la piscina, el cielo, el mar por reflejo del cielo y viceversa. Aún recuerdo el momento en que Walter disparó el click sobre mi cuerpo dentro del agua. Y sin filtros la foto es azul. Esa noche volvimos a la comida italiana de la Tercera Praia y al regreso nos alcanzó un aguacero. Julian y yo decidimos volver al trote bajo la lluvia tropical las calles que suben y bajan al lado del mar. Atras, algo rezagados y mas precavidos llegaban Mari y Wally riéndose. Esa noche no vimos salir la luna pero el sol lo llevábamos en la piel bronceada y feliz como nuestras almas. 


Los tours que realizamos en nuestra visita al Morro de Sao Paulo fueron contratados a Zulu Turismo 


Facebook: https://www.facebook.com/ZuluTurismo


martes, marzo 29, 2016

Taormina: del funicular al Anfiteatro Griego . Parte 1





Estéticamente, psicológicamente, el espíritu, los hechizos, los demonios, son las formas humanas, en que el ser viviente puede traducir con palabras la emoción de belleza que le produce el paisaje. Roberto Arlt



La primera mañana en Sicilia desayunamos temprano en una amplia terraza con vista al mar cuyo cielo raso era un entrelazado de añosos ficus. La vista de la bahía de Mazzaro era deslumbrante. El cielo estaba completamente despejado y luminoso. Luego partimos para Taormina. A unos diez minutos del hotel estaba el funicular que subía a la ciudad. Es posible también subir en auto pero hay que dejarlo en un Parking de pago bastante caro y es común que esté completo sino suben temprano.  Es posible subir caminando pero es una senda muy exigente sobre todo en verano.  Por la ciudad prácticamente no se puede transitar con vehículos salvo algún que otro camino periférico. O un acceso especial a un hotel de alta categoría. Así que subimos al funicular que en pocos minutos nos dejó en  Taormina, Subimos unas escalinatas y se escuchaba el son de un acordeón tocando un vals. Había muchas familias de inmigrantes ,de aquellos desolados que llegan como pueden si su dios lo quiere desde las costas africanas. Vendiendo cosas frente a tiendas pequeñas de souvenir. 


Sabía que iba a encontrarme con una ciudad muy bella y lo primero que quería visitar era el anfiteatro griego. Pero lo que no sabía era la magnitud de lo que viviríamos en esa ciudad.
La ciudad fue fundada por los griegos en el 736 a. C., con el nombre de Naxos. Es sin duda, una de las joyas de siciliana.
Emplazada a doscientos metros de altura, sobre el Monte Tauros, una espléndida terraza natural, Taormina, la antigua colonia Tauromerion, fundada por colonos huidos de la saqueada Naxos en el 403 a. C, fue, arrasada por Siracusa, enaltecida por los romanos, y capital de la isla por un periodo breve de la Sicilia bizantina. Desde su toma por los normandos en 1078 hasta el siglo XVIII, no pasó de ser un apacible pueblo de costa. A partir del 1700, escritores alemanes e ingleses como Bartlett y Goethe que emprendían circuitos de inspiración por Europa, pararon por Taormina. Aún así, no sería hasta 1866 cuando el ferrocarril una la ciudad con Mesina, facilitando el acceso de turistas del Norte de Europa.
Cuna de los descansos de algunos de los escritores más importantes del siglo XX como Truman Capote, Tenessee Williams, Thomas Mann o Cocteau entre otros, y de artistas como Greta Garbo, Cary Grant, Dalí, Orson Welles o Rita Hayworth . Hoy es de una atracción turística tan masiva que ya no se puede pensar en descansar ni buscar la calma que precede la inspiración. Eso si, sigue siendo de una belleza descomunal.





Cuando bajamos del funicular nos encontramos en el tramo final de la Via Luiggi Pirandello, (la carretera que sube desde el mar que se puede hacer en auto o  caminando). Unos pasos y nos encontramos con  la porta Messina, que indica la entrada a la calle principal : Corso Umberto I, repleto de tiendas de ropa y de recuerdos, tiendas de antigüedades, y balcones vestidos de flores.
Nos dirigimos hasta la Via Teatro Greco que nos lleva hasta el espléndido y antiguo teatro , que es el monumento más visitado de Taormina. Se construyó en la época helenística y se reconstruyó casi en su totalidad en los tiempos de la dominación romana. Fue en esa época cuando el recinto se utilizó para la práctica de la lucha de gladiadores.
El teatro consta de nueve secciones, y está rodeado por un doble pórtico. Originalmente tenía una capacidad para unos 5.000 espectadores, y 109 metros de diámetro. Todavía se mantienen en pie alguna de la columnas de orden corintio que se alzaban en el muro situado tras el escenario. Es tan imponente al estar erguido sobre el monte y en medio del cielo azul y el mar Jonio que realmente uno tiene en algún momento que sentarse y disfrutar de la vista y sentir la historia bajo cada piedra, bajo cada columna, algunas incluso partidas y colocadas como parte del monumento en algunos laterales. El anfiteatro está en uso. Cuando lo visitamos a finales de la primavera se estaba montando un escenario seguramente para los shows durante la temporada de verano.
Cerca están las ruinas de las Naumachie, titánica obra de una pared sostenida con contrafuertes, que permitía almacenar en una cisterna, las aguas provenientes de la montaña, para abastecer la ciudad e irrigar campos.
Bajo un cielo azul enorme y luminoso mostrando sus rayos sobre el Mar Jonio nos resultó difícil dejar el anfiteatro. Pero había mucho que ver aún en Taormina . Hoy escribiendo estas líneas recuerdo la frase de mi hermano cuando le envié una foto desde allí , como Silvina Bullrich " Te acordarás de Taormina" y ciertamente fue así. El título de la novela de la gran escritora quedó en mi memoria vigente cada día. Y no puedo evitar recordar la frase textual cada vez que miro una foto o un video o alguien la nombra por allí. Hay muchos lugares bellos en este mundo pero tan encantadores como esta ciudad permitanme la duda.  La conocimos un 8 de junio, en un largo y cálido día de sol. Por lo tanto esta historia.....continuará!










viernes, agosto 07, 2015

Visita a la Gallería Borghese : la morada de Bernini y Caravaggio

« Cuando paseaba por la ciudad, todos lo miraban. Su porte era majestuoso. Cuando quería algo, lo conseguía con sólo mirar. », Filippo Baldinucci (refiriéndose a Bernini).
Gian L Bernini, Escultor, Arquitecto, pintor, dibujante, urbanista, escenógrafo, alquimista, escritor, artista universal.

 Nuestro segundo día en Roma tenía un itinerario previsto, con anticipación vía web (porque la visita requiere de reserva previa) a través de la cual compramos los tickets para visitar la Galleria Borghese, la misma se encuentra dentro de un parque público homónimo muy grande que hace las veces de un pulmón de la ciudad. Villa Borghese tiene 80 hectáreas y 9 accesos pero las mas populares son la Porta Pinciana, la de Piazza Spagna, la de la subida del Pincio ( con panorámica de Roma incluida)  desde la Piazza del Popolo y la monumental entrada del Piazzale Flaminio.
 Este lugar ha sido identificado como los Giardini di Lucullo de los tiempos del antiguo Imperio romano.En el siglo XIX gran parte de la parcela fue transformada en un jardín paisajístico estilo inglés. En 1902, acuciada por problemas económicos, la familia Borghese segregó el edificio principal, sede de la Galería Borghese, y lo vendió con su contenido al Estado italiano. Los jardines fueron adquiridos al año siguiente por el Ayuntamiento de Roma y abiertos al público el 12 de julio de 1903.
Lo cierto es que la galería cuenta con obras deslumbrantes.
Para los amantes del arte, la pintura y la escultura es una visita obligada. Scipione Borghese fue el primer mecenas de Bernini y un ávido coleccionista de la obra de Caravaggio, por lo que ambos artistas se encuentran extensamente representados en el museo. Pero ademas se pueden admirar obras de Tiziano, Rafael, Rubens, entre otros.

Una de las principales virtudes de este museo es que sus piezas están distribuidas en forma compacta y accesible en dos pisos lo cual hace que la visita se pueda realizar en dos horas sin perderse ningún detalle. Hay que tener en cuenta que el horario es prefijado cuando se compran las entradas. Llegar tarde implica un menor tiempo dentro de la muestra ya que se desaloja completamente el lugar antes de ingresar cada tanda. Otro de los beneficios de este sistema es que no se ve sobrepasada de turistas lo cual hace su la visita mucho mas deleitable.



Un piso está totalmente dedicado a las antiguedades clásicas con piezas de los primeros siglos d C. Entre ellas se destaca el mosaico de Los Gladiadores del año 320 dC. y representa en una parte la secuela del combate entre el gladiador Astivus, quién yace, muriendo en el suelo con el pie apoyado en su amplia escudo, y gladiador retiarius Astacius, a punto de asestar el golpe mortal con su puñal. Está en muy buen estado de conservación y colocado en el piso.


Se destaca también la obra de Antonio Canova la escultura neoclásica  Paulina Borghese Bonaparte como Venus Vencedora obra de esculpida en mármol entre 1805 y 1808. Impactante en medio de un salón que nos deja absortos por tanta belleza.


Los frescos del techo del primer piso a modo de trampantojo son  del artista siciliano Mariano Rossi magníficos ejemplos del uso de la perspectiva tridimensional en la pintura.
Una de las cosas increíbles de este museo son las esculturas de Bernini que las hay por todo el recorrido.
El "David" que realizara entre (1623 - 1624) junto con otras de su temprana edad que marcan la etapa barroca como La cabra Amaltea con Júpiter niño y un fauno (1615) al dinámico conjunto de Apolo y Dafne (1622 – 25).




Esta última logra con una composición abierta que utiliza el autor con una gran línea diagonal un dinamismo una movilidad increíbles, muy especialmente en el ropaje y en el cabello ondeado de Dafne. Se requiere una distancia muy cercana para observarla con estabilidad.  Para entenderla es importante conocer la historia que narra, eso permite ver el carácter y los sentimientos o pasiones expresadas en los rostros y los cuerpos.
Historia: Cuenta el mito de Apolo y Dafne que Apolo quiso competir con Eros en el arte de lanzar flechas. Eros, molesto por la arrogancia de Apolo, ideó vengarse de él y para ello le arrojó una flecha de oro, que causaba un amor inmediato a quien hiriere. Otro disparo hirió a la ninfa Dafne con una flecha de plata, que causaba el rechazo amoroso. Así que cuando Apolo vio un día a Dafne se sintió herido de amor y se lanzó en su persecución. Pero Dafne, que sufría el efecto contrario, huyó de él. Y la ninfa corrió y corrió hasta que agotada pidió ayuda a su padre, el río Peneo, el cual determinó convertir a Dafne en laurel. Cuando Apolo alcanzó a Dafne, ésta iniciaba la transformación: su cuerpo se cubrió de dura corteza, sus pies fueron raíces que se hincaban en el suelo y su cabello se llenó de hojas. Apolo se abrazó al árbol y se echó a llorar. Y dijo: «Puesto que no puedes ser mi mujer, serás mi árbol predilecto y tus hojas, siempre verdes, coronarán las cabezas de las personas en señal de victoria».
Otras obras de Bernini como por ejemplo : Eneas , Asquises y Ascano y el Rapto de Proserpina. Esta última es una gran estatua de mármol que representa a Proserpina ( Perséfone en la mitología griega) siendo raptada por Plutón ( Hades en la mitología griega) soberano de los infiernos.
La posición, un contraposto retorcido, es una reminiscencia del Manierismo, y permite una observación simultánea del rapto (según se mira desde la izquierda) con Plutón tratando de mantener a Proserpina sujeta; de la llegada al Hades (mirando de frente, parece llevar en brazos a su víctima); y de la petición de Proserpina a su madre de regresar durante seis meses a la Tierra (si contemplamos desde la derecha, con las lágrimas de la mujer, el viento sobre su pelo y el Can Cerbero ladrando).
Es asombrosa la representación de los detalles: Proserpina empuja la cabeza de Plutón estirando su piel, y los dedos de este aprietan cruelmente la carne de Proserpina tratando de inmovilizarla. Mientras la miraba sentía el escalofrío que producía la escena. Es realmente admirable porque conmociona profundamente mientras la observamos.
Dejo con ustedes las fotos tomadas desde los distintos ángulos para que puedan apreciarlo.





Continuando por la planta superior encontramos una pinacoteca con obras maestras.

La planta superior alberga una asombrosa pinacoteca, con varias obras maestras universalmente conocidas. Hay dos de Tizziano, Amor sacro y amor profano, y Venus vendando los ojos a Cupido. Aquí se exhibe también una de las mejores pinturas religiosas de Rafael, Cristo llevado a la tumba (El Entierro de Cristo). Del mismo artista hay un retrato célebre, La dama del unicornio.

De Caravaggio se exhibe un conjunto irrepetible, acaso el mejor expuesto en un sólo museo: Joven con cesta de frutas, Baco enfermo (posible autorretrato), La Virgen con el Niño pisando la serpiente (también llamada La Virgen de los Palafreneros), San Jerónimo y David con la cabeza de Goliat de la que se cuenta que Caravaggio se retrató a sí mismo en la cabeza decapitada del gigante.

Hay también obras de pintores no italianos como Rubens y José de la Ribera.

Particularmente el Baco enfermo de Caravaggio me ha conmovido profundamente. Es una obra que realizara el artista jóven y esta representación de Baco está alejada de las pinturas tradicionales. Se trata de una pintura realista que preludia el arte del siglo XIX. Destaca la maestría con la que está tratada la naturaleza muerta. Se presume que puede ser un autorretrato del artista cuando estuvo muy enfermo. Se lo representa joven y musculoso pero con la cara muy desmejorada y amarillenta. Es muy vivída la imagen.


Visitar esta galería para quien llega a Roma es imprescindible. Nosotros no pudimos hacerlo en nuestra primera visita en 2012 porque no habíamos concertado la entrada previamente. Además del palacio que la contiene con todo su esplendor y es bello por donde se lo mire. Sus pisos de mármoles, sus frescos, sus columnas. Toda su arquitectura es grandiosa. A la salida caminamos por la via Pinciana hacia la Porta Pinciana que desemboca en Via Véneto. En el camino nos distrajimos en un local de Harley Davison y el sol del mediodía bajo un cielo increíblemente azul anunciaba que la primavera  se había adueñado de Roma y caminar bajo ese cielo se parecía mucho a esos sueños de lo que uno nunca se quiere despertar.


Galería Borghese
sitio oficial www.galleriaborghese.it/
para reservar la visita

En Roma nos alojamos en el Hotel Rímini
sitio oficial http://www.hotelrimini.com/es/

Seguinos en Facebook : Lili y Wally en Viaje

Dejame tus comentarios en el blog o en cualquiera de las redes sociales


Gracias por visitarme!

lunes, agosto 03, 2015

Los miradores de Roma: El GIANICOLO

Los miradores de Roma: El GIANICOLO 


"Sueño con encaramarme
a sus amplios miradores
para anunciar, si es que vienen, 
tiempos mejores.
Y cuando mas voy para allá
mas lejos queda.
cuanto mas de prisa voy 
mas lejos se va."
Joan Manuel Serrat "El horizonte"



Monumento Victorio Emanuel II Visto desde Gianícolo

Salimos de los Museos Vaticanos con la premisa de subir hasta el Gianícolo y conocerlo. Se habrán dado cuenta que nos gustan los miradores. Roma le brinda al viajero unos cuantos, en algunos casos naturales y otros no tanto. Dedicaremos distintos post a todos ellos. Este es el caso del natural Monte Gianicolo considerada la octava colina de Roma.
Este mirador ofrece una impactante panorámica de la ciudad con los Montes Albanos de fondo que son un complejo volcánico inactivo que se encuentra la sureste de Roma.
Fontana dell Acqua Paola
La amplia terraza del monumento a Giuseppe Garibaldi constituye un magnífico mirador, con carteles que te ayudarán a orientarte en el bosque de torres y cúpulas de la ciudad. Otro punto de observación es el faro.

Vista del Castel Sant Angelo desde Gianícolo
Gianicolo se hizo muy popular debido al importante papel histórico que desempeñó en la defensa de la ciudad. Convertida en escenario de la batalla en la que Garibaldi repelió el ataque de las tropas francesas, la cima se encuentra repleta de esculturas en su homenaje. Si bien hay transporte público para subir nosotros decidimos hacerlo caminando desde el Vaticano para observar desde allí el atardecer. No es lejos pero es alto.
De todos modos caminar por esas callejuelas romanas es delicioso. Nuestra ruta fue : Via del Porto de Santo Spiritu hasta la Via del Gianícolo lentamente se comienza a subir por la Passeggiata del Gianícolo y de pronto la ciudad comienza a verse desplegada.
Hicimos una parada en una piazza donde se encuentra un Monumento llamado Faro Manfredi y creímos que habíamos llegado. Dado que la panorámica era muy linda y que quien nos aconsejó nos dijo tienen que llegar a un monumento.
Sacamos fotos, nos cominos un riquísimo helado y a esa altura estabamos muy felices. El mismo se llama Faro Manfredi y este  precioso faro construido en 1911 fue un regalo de los italianos que emigraron a Argentina.


Hay también allí un homenaje a los desaparecidos durante la dictadura argentina.



Vista desde el Gianícolo de los Montes Albanos
Pero....el paseo siguió subiendo empinadamente y entonces apareció la Piazza Garibaldi con una estatua ecuestre de bronce dedicada a Giuseppe Garibaldi y la vista panorámica se convirtió en un horizonte abierto deslumbrante. Era la hora del atardecer que siempre significa el mejor momento para ver desde la altura, porque suelo sentir que comenzamos a formar parte del paisaje como si nos adentrara un cuadro, en este caso, de algún genial pintor italiano.
La luna en cuarto menguante se veía en el cielo celeste sin nubes casi dibujada de no ser por sus cráteres de apariencia imperfecta.
Este fue uno de los momentos en que hubiésemos querido que el tiempo se eternice o que desaparezca.....reloj no marques las horas....diría el bolero.
Pero el tiempo avanza y si uno está en Roma todo tiene yapa....Unos pasos mas adelante cuando continuamos hasta la Via Garibaldi y allí apareció la Fontana dell Acqua Paola. Y no una fontana cualquiera sino  una monumental fuente de mármol creada durante el siglo XVII para celebrar la reapertura de un antiguo acueducto romano. Y una novia sacándose fotos. Y nosotros una vez mas absortos de tanta belleza junta.
El cielo comenzaba a oscurecer, caminamos unos 700 mtros (en bajada) hasta entrar a las calles del Trastévere, un barrio cuasi medieval lleno de trattorías y escenas que parecen sacadas de una película italiana.
Era el mejor momento entonces, de escaparnos del cuadro y meternos de lleno en la Pizzeria Ivo para encargarle al mesero una pizza y una jarra de vino mientras el director decidía cuando entrabamos a escena.
Era nuestro primer día en Roma y la noche se adueñó de nosotros y de nuestro espíritu porque a partir de ese instante la historia de Roma se volvía a calar en nuestro estómago y en nuestro corazón por partes iguales.


Aqui nuestra visita en un video de 2 minutos!