domingo, marzo 26, 2017

Como llegar al Morro de Sao Paulo.

EL MAR
"Necesito del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,
incesante viento, agua y arena.

Parece poco para el hombre joven
que aquí llegó a vivir con sus incendios,
y sin embargo el pulso que subía
y bajaba a su abismo,
el frío del azul que crepitaba,
el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola
despilfarrando nieve con la espuma,
el poder quieto, allí, determinado
como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían
tristeza terca, amontonando olvido,
y cambió bruscamente mi existencia:

di mi adhesión al puro movimiento."
Pablo Neruda


Wally en Ezeiza
Llegamos a Salvador de Bahía nuevamente después de siete meses de nuestra primera vez también en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.
Conversando con el chofer del transfer que nos recibió en el aeropuerto de Salvador Receptivo mientras nos conducía al Grande Hotel Da Barra nos dijo:  "pero ustedes ya conocen todo parecen de Bahía " Y fue un halago con el que comenzaría nuestra segunda visita tan anhelada. Si leen los posteos referidos a la visita del mes de agosto de 2016 notaran que nos fuimos con muchas ganas de volver y la "saudade" no se alejó
July y María del Carmen
de nosotros ni un solo día hasta el ansiado retorno. Pero los siguientes cuatro días lo dedicaríamos a visitar el Morro de Sao Paulo. Y dedicaré este posteo para clarificar como llegar al mismo ya que tiene sus aristas. Claramente llegar a este paraíso tiene un costo que se debe pagar...aunque ya les aclaro, cualquiera es poco!

A punto de zarpar Wally y Lili 
He aquí las opciones, lo ideal sería que cada uno eligiera la mas adecuada a su persona y su bolsillo. Nosotros en esta oportunidad fuimos en Ferry.



AVIÓN desde el aeropuerto

Si pueden costear el avión (avioneta) desde Salvador seguramente será la mejor opción. El transporte aéreo lleva apenas 20 minutos.  En el propio Aeropuerto Internacional Luis Eduardo Magalhães la empresa tiene su ventanilla en el mismo transporte que lleva los pasajeros para su pista de despegue, localizada al lado del aeropuerto. El lugar de la llegada a Morro de Sao Paulo va a depender de la empresa. Existen dos pistas, una de ellas en la Tercera Playa  y la otra en la Cuarta  Playa. Esta tiene un transporte que lleva sus pasajeros hasta el receptivo localizado atrás de la Segunda Playa. El valor del transporte es de R$ 225, 00 o R$ 231,00 por persona por tramo.

 FERRY desde la terminal marítima


Wally nunca se mareó 
Para quienes no contamos con ese presupuesto están las opciones embarcados. Su tiempo de viaje es aproximadamente 2 hs. El local de partida es el Terminal Marítimo en frente del Mercado Modelo de la Ciudad Baixa de Salvador de Bahía. La llegada en Morro de Sao Paulo es en el puerto localizado en la Villa al lado de la Fortaleza de Tapirandú. Dependiendo de la época y demanda el valor para trayecto varía entre R$ 75,00 y R$ 80,00 por persona por tramo. Tiene sus pro y sus contras.
Vista de Salvador de Bahía desde el Ferry
El paseo suele ser movido y algunas empresas ofrecen con el ticket una pastilla de Dramamine (sino compren antes de embarcar!!) para evitar las náuseas y demás cuestiones en el barco. Si te mareas en alta mar no creo que sea tu medio adecuado. Nosotros en el viaje de ida tuvimos un caluroso día de verano con el mar tranquilo y se movió bastante, pero al regreso el océano estaba con mucho movimiento de mareas y realmente fue una experiencia poco agradable. Yo que jamás sufrí nada pero  pasé la ultima hora del regreso con vértigo brutal suplicando que se termine entre personas vomitando alrededor en bolsitas que la empresa provee permanentemente o con sus cabezas salidas sobre la baranda al mar. Había también gente que no sufrió nada. Por ejemplo Wally y Mari. Y otra que juró no volver a subir a un ferri: July!

Unos días después , en la playa de Barra, nuestro amigo Claudio nos aconsejó para la próxima una forma mas económica y menos traumática .

TERRESTRE por nuestra cuenta

Es prácticamente vía terrestre, el trayecto es el más largo sin tiempo exacta  pues depende de muchos transportes públicos que no tienen horarios programados. El lugar de salida se localiza en el Terminal Marítimo São Joaquím, allí se paga el ferri boat y atravesará la Bahía de Todos os Santos hasta Bom Despacho localizado en la isla de Itaparica. Navegar dentro de la bahía es muy sereno.  Este trayecto  lleva 40 minutos de duración. En Bom Despacho se toma un micrómnibus, ómnibus  o taxi particular hasta la ciudad de Valença. Llegando a la terminal de ómnibus se  debe ir al terminal Marítimo de Valença donde salen de hora en hora lanchas rápidas y barcos convencionales para Morro de Sao Paulo. Los valores  de estos tramos varían  de R$7,00 a R$15,00. La última salida es a las 18 horas y la llegada es en el muelle el mismo del  transporte marítimo. Esta forma es más económica.

TERRESTRE  por agencia

Dentro de la opción terrestre ya existen transportes que hacen el trayecto por menor valor del catamarán (R$80,00). El transporte busca los pasajeros en Salvador en los hoteles de la costa hasta el barrio Itapuã- localizado cerca del aeropuerto Internacional Luis Eduardo Magalhães. Atraviesa la Bahía  de Todos los Santos de lancha rápida  hasta  Bom Despacho donde un micrómnibus  lleva los pasajeros hasta el lugar más próximo en  el continente de Morro de Sao Paulo conocido como Atracadero. Más una lancha rápida, apenas 20 minutos y ya está  en Morro de Sao Paulo.
Durante toda la trayectoria un guía  de la empresa acompaña la excursión.

En nuestro caso arribamos en Ferry y es muy bonita la vista desde el mar del fuerte que aún está en pié rodeando el morro. La vegetación exhuberante , subtropical de la mata atlántica es la bienvenida desde el mar y el anticipo de algo muy prometedor. 


Tengan en cuenta que en el morro no hay vehículos a excepción de algun caso especial. Por lo cual al abordar en cualquiera de los medios llegaran los " taxis" locales. Unos muchachos con buena musculatura que cargan en una carretilla literalmente las maletas, los niños y a uno mismo si se accede al pago de los reales que no tiene mas regulación que el regateo. 
Juli no lo creyó hasta que no le mostramos una carretilla con un cartel que decía "Taxi" y su número de celular. 
Como estábamos en la Primera Playa decidimos ir caminando y fue un buena elección, las distancias son cortas aunque las cuestas son empinadas. Nos alojamos en el hotel Posada Bahia Bacana y los dias subsiguientes teníamos dos excursiones que gestionamos a traves de Zulú Turismo y resultaron fantásticas. Una nos llevaría a darla vuelta entera a la Isla de Tinharé en la cual se encuentra el Morro de San Pablo y llegar hasta el otro extremo para visitar Boiopeba, Cairú, y navegar entre manglares. Además un stop en Morere para hacer snorkel. La otra nos llegaría a Gamboa donde nos daríamos unos baños de barro mineral espléndidos y haríamos una paradas en bancos de arena prácticamente vírgenes en medio del mar y en barreras de corales a practicar snorkel nuevamente. Realmente prometedor! Cada detalle de estos días los iré posteando para que no se pierdan ningún detalle. 
Así que esta historia....continuará!