La picada del Japones , Cabaret y algo mas....

0 comentarios
"Meine Damen und Herren- Mes dames et Messieurs- Ladies and Gentlemen,Where are your troubles now?Forgotten, I told you so! We have no troubles here Here life is beautiful.The girls are beautiful.Even the orchestra is beautiful." Cabaret


Hace unos días atrás, mas precisamente el sábado anterior al día de las elecciones en Capital fui al mediodía con mi hermano Nestor y Wally a retirar las entradas que había comprado por internet hasta La Trastienda, un hermoso lugar de conciertos y obras en escena en el barrio de San Telmo en cuya boletería me entregaban los ticket para ver la versión local de "Cabaret". Teníamos idea de comer una picada en el bar de adelante del complejo pero estaba cerrado seguramente por la veda electoral de alcohol. Nestor propuso entonces que fuéramos a "lo del japonés". No lo conocíamos pero teniendo en cuenta los conocimientos de la ciudad y su gastronomía que él posee no lo dudamos un segundo. Un rato después estacionábamos el Uno sobre la calle Cochabamba a metros de la esquina de Solís donde se encuentra el lugar o el bar mas precisamente ya que lindero sobre Cochabamba esta también el almacén. De afuera, el lugar parece un bodegón de otros tiempos, bastante sencillo y propio de la zona. Antes de entrar, Nestor hizo un comentario respecto de que le preocupaba que la visita nos sorprendiera con la adición. Wally y yo nos miramos porque el lugar no daba para eso y de todos modos entramos. Apenas se abrió la puerta, el lugar ya nos sorprendió. Mesas elegantes con manteles blancos y buenas copas. Muy pequeño pero muy cálido. Nos sentamos y la primer advertencia del mozo fue "solo picadas de fiambre y quesos". A eso vinimos. Nos costó un poco armar el pedido. Finalmente nos pusimos de acuerdo. Por un lado los quesos, 6 variaciones (gruyere, fontina, reggianito con pimienta, americano con oliva, emmenthal y uno parecido al mascarpone que no recuerdo como se llama) para dos y los fiambres (jamón serrano, leber, cantimpalo, salame, matambre, bondiola, lomito y aceitunas) para tres. Una combinación impecable en la cantidad y en la calidad. La carta de vinos del lugar es asombrosa. Porque además de los excelentes vinos nacionales se puede contar con una selección de chilenos, europeos y californianos. Y también los champagne franceses, españoles, y algunas extrañezas. Nosotros elegimos Trumpeter Malbec de Rutini y estuvo a la altura. Antes de irnos se acerco el dueño de origen japonés (Señor S Kochi) que está en ese lugar desde hace décadas y nos explicó algunas características de los productos que ofrece y con mucha amabilidad nos invitó a repetir la visita. Nestor recordaba el lugar muchos años atrás sin manteles y sin tanta coquetería pero con la misma calidad de servicio y el oriental un poco mas joven. Nos fuimos muy contentos para la zona de Recoleta. En el Village ( el complejo de cines) yo realicé un canje de puntos con el banco que opero y retire un radio reloj muy bonito que me regalaran. Mientras ellos en Musimundo revisaron un poco y Nestor le regaló a Wally por el cumple un DVD compilado de grandes rockers del mundo. De regreso dejamos a mi hermano en la calle Juan B Justo porque el siguiente paso era Easy y la compra de algunos materiales para seguir con la obra de la terraza y el quincho. Al día siguiente iríamos como dije a ver Cabaret con Juli y Maria del Carmen. La versión criolla producida por el grupo de Adrian Suar resulto un hallazgo. El Kit Kat Club nos dio la bienvenida con una copa que llevaba el nombre del espectáculo y estaba compuesta por: Martini, campari y jugo de pomelo. Nos regalaron una agenda y unos suvenir apenas entramos. El Teatro Astral convertido en un gran cabarute resultaba imponente. Con un marco coreográfico sin escatimar en gastos ni en buen gusto arrancó el musical que realmente nos conmovió por su puesta y sus intérpretes. Desde los (las músicas) hasta el elenco completo. Fue imposible no recordar la película de la amada Liza que justamente estuvo en Baires en estos días. Esta obra transgresora y decadente ante nosotros Pero en ningún momento para compararlos sino como punto de elogio. Nos conmovió, nos emocionó y nos sorprendió. Para un hecho artístico más que suficiente. Ojala siga con el éxito que parece sostener ya que para conseguir esa ubicación en segunda fila debimos sacar las entradas con un mes de anticipación. La anécdota:


- Hace veinticinco años atrás, sentados en las primeras filas de la Revista que encabezaba Moria Casan, la diva bajó del escenario se sentó en la falda de Juli a quien le pedía que hiciera un grito de placer (jamás olvidaré el débil gemido que emanó de su voz y divirtió a todo el teatro)


- Veinticinco años después, se montó en su falda , esta vez....un chimpancé (Emcee , maestro de ceremonias del cabaret, interpretado por Alejandro Paker en forma brillante, comenta bailando con una mona que es más seguro casarse con ella que con un judío.)

La conclusión:

Negro...levanta el target!!! y para el resto, si todavía no la vio. y tiene unos ahorritos ...corra a sacar entradas !!!

Para los que deseen ir al Almacén y bar del Japones: Cochabamba 1701 Esq. Solís Capital

Tel para reservar porque hay muy poquitas mesas: 4304-4841


Que lo disfruten!





Los estaba esperando !

Sean Ustedes, ciudadanos del mundo muy bienvenidos al mundo de Lili :o)